Este es el balance del primer año del Congreso y las tensiones con el Gobierno

Las interpelaciones a ministros del Gobierno, las divisiones al interior de algunas bancadas y las comisiones investigadores marcaron el primer año del Parlamento.

Mira nuestro resumen del primer año del Congreso. | Fuente: RPP Noticias

“No desnaturalicemos las funciones ni perdamos la perspectiva.  Una cosa es el control político, otra es el abuso del poder. Una cosas es fiscalizar, otra es obstruir”, dijo el primer ministro, Fernando Zavala, el 25 de mayo. “El ministro se equivoca si piensa que el Gobierno no está obligado a rendir cuentas de sus actos al Congreso”, respondió al día siguiente la presidente del Parlamento. Este choque de palabras fue el reflejo de la complicada convivencia entre el Ejecutivo y el Legislativo –dominado por Fuerza Popular- durante el primer año de la gestión de Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

Fue un año a los tropezones, como un matrimonio con caracteres incompatibles. El principal factor de polémica fue el control que ejerció el Congreso a los ministros. Hubo tres interpelaciones en total. Una acabó en la censura de Jaime Saavedra (Educación), otra forzó la renuncia de Martín Vizcarra (Transportes), mientras que Carlos Basombrío (Interior) se salvó. Adicionalmente, Alfredo Thorne renunció luego de que el Parlamento le negó un voto de confianza.

Los casos. Saavedra fue interpelado el 7 de diciembre del 2016 por un supuesto caso de corrupción en su sector y por demoras en las obras para los Juegos Panamericanos Lima 2019. Sus respuestas no lo salvaron de ser censurado 8 días después con votos del fujimorismo y del Apra. Su reemplazo fue la actual ministra Marilú Martens.

El principal conflicto entre ambos poderes lo causó el contrato del aeropuerto de Chinchero (Cusco), heredado del gobierno de Ollanta Humala. Kuczynski firmó una adenda que fue considerada lesiva, pese a que el entonces ministro Martín Vizcarra la defendió a muerte. Por ello fue interpelado el 18 de mayo. La mayoría desaprobó sus respuestas y la censura estaba cantada cuando el también vicepresidente se les adelantó y renunció el 22 de mayo.

La otra baja provocada por el Congreso fue la de Thorne. Un diálogo con el excontralor Édgar Alarcón, que fue grabado sin su conocimiento, fue su desgracia. Acusado de chantaje, acudió ante el Pleno del Congreso el 15 de junio, pero fue vapuleado. Pidió un voto de confianza, el cual le fue negado cinco días después, decisión que provocó su renuncia instantánea.

También hubo acuerdos. El Congreso también hizo rodar la cabeza de Alarcón. Denunciado por irregularidades en su labor, fue evaluado por un grupo especial de la Comisión Permanente. El informe recomendó removerlo de su puesto, lo que se dio el 3 de julio. El Ejecutivo propuso en su reemplazo a Nelson Shack, quien prometió independencia y que no lo temblará la mano para fiscalizar al Gobierno. Asumió su el cargo el pasado lunes 24.

No todo fue tensión entre ambos bandos. Al inicio del Gobierno, el presidente pidió facultades para legislar en temas como lucha contra la corrupción, agua y saneamiento, seguridad ciudadana, reorganización de Petroperú, y salud. El 29 de setiembre le otorgaron las facultades, pero por 60 días y no por 120 como pidieron. Esto fue seguido por meses de debate en la Comisión de Constitución. Se aprobaron 67 decretos legislativos. 44 fueron modificados y 5 fueron derogados. Entre estos últimos estuvo el que agravaba las penas a los crímenes de odio contra los ciudadanos LGTBI, entre otras.

Divisiones internas. Dentro de las bancadas también hubo separaciones y divorcios. El primer caso fue el de Yeni Vilcatoma, quien renunció a Fuerza Popular el 18 de septiembre tras la presentación de proyectos suyos que no recibieron el respaldo de su bancada. “Hay una dictadura de la mayoría y los únicos responsables son los de Fuerza Popular. No hay una acción que realicen si no tienen la venia de Keiko Fujimori”, dijo en RPP Noticias sobre su salida.

El siguiente fue Roberto Vieira, quien el 14 de noviembre dejó de pertenecer a Peruanos por el Kambio tras declaraciones contra la unidad del partido oficialista. Meses luego de su salida, volvió a la palestra con la presentación de un proyecto que buscaba favorecer al expresidente Alberto Fujimori, el cual fue archivado por decisión de Fuerza Popular. El 27 de junio, Patricia Donayre volvió a remecer al fujimorismo al renunciar por diferencias con el proyecto sobre reforma electoral, tema pendiente en el Legislativo.

El punto más alto de tensión en el partido naranja lo marcó Kenji Fujimori, hermano de la lideresa Keiko e hijo menor del líder histórico, el encarcelado expresidente Alberto Fujimori. El congresista fue suspendido por 60 días el pasado 18 de julio por sus declaraciones en contra de la bancada, en medio de la polémica por la supuesta existencia de dos bloques en Fueza Popular: los ‘keikistas’ y los ‘albertistas’.

El Frente Amplio, la segunda bancada con más congresistas, también se dividió. El bloque ‘Movimiento Nuevo Perú’, de 10 miembros y vinculado a la excandidata presidencial Verónika Mendoza, se separó del bloque de Tierra y Libertad, liderado por Marco Arana. La fractura en el único grupo izquierdista del Congreso fue la más evidente.

Luz Salgado presidió el Congreso durante el primer año. Luis Galarreta fue elegido este miércoles para liderar el Legislativo los próximos doces meses | Fuente: Andina
Kuczynski cumplirá este 28 de julio un año como presidente. El Gobierno espera que en los próximos cuatro años la relación con el Congreso sea mejor, para lo que el mandatario se reunió a inicios de mes con Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular. | Fuente: Andina
0 Comentarios
Valora la nota:Este es el balance del primer año del Congreso y las tensiones con el Gobierno
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?