Fredy Vargas
El economista advierte que el nuevo plan del país necesita una visión prospectiva del futuro. | Fuente: Integración

Fredy Vargas: “El funcionario público no piensa a largo plazo”

¿Existe una visión del Perú a largo plazo? El economista y experto en prospectiva, analiza cómo se toman las decisiones en el Estado, donde no se tiene un plan a futuro concertado entre instituciones.

A inicios de 2014 y por casi dos años, Fredy Vargas fue el responsable de la formulación de la visión de largo plazo del Perú, desde el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan). Su labor consistía en rediseñar y actualizar el Plan Bicentenario creado en el 2011, la ruta peruana de las prioridades del Estado.

“En dos años elaboramos la actualización de ese plan, que no fue aprobado en su momento por razones políticas” afirma Vargas. De hecho, hasta hoy el plan vigente es aquel creado durante la gestión de Alan Garcia. El especialista advierte que este plan está desactualizado, además de no considerar a otros actores de la sociedad ni las preocupaciones de los peruanos.

Una encuesta realizada por el Instituto Integración señala que los ciudadanos consideran que los problemas más importantes que se deben resolver para el 2021 son la calidad de la enseñanza en la educación básica, la corrupción en las instituciones y el nivel de criminalidad.

“Para pensar a largo plazo hay que considerar las preocupaciones que tiene mi población hacia el futuro”, señala Vargas. El especialista afirma que estas necesidades son uno de los principales insumos para construir una visión compartida del país que queremos.

Hoy el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) construye una visión del país al 2030. Para el especialista, su elaboración está retrasada. Sumado a ello, destaca la necesidad de implementar la prospectiva en el nuevo plan. Con esta metodología, "se podrá estudiar los futuros posibles que podemos tener, para que desde el presente se tomen las decisiones”.

En la siguiente entrevista, el economista comentó sobre lo que aún falta para llegar a completar los objetivos del Plan Bicentenario.

¿El Perú se construye con prospectiva?

No, y esa es una de las grandes diferencias que tenemos con naciones desarrolladas como Estados Unidos, Singapur y Japón. Todas las naciones que se han desarrollado en los últimos 40 años cuentan con una visión a largo plazo. Esto les ha permitido desarrollar el país entero con una sola dirección para el sector público y privado.

¿Por qué es difícil que el Estado peruano tome en cuenta la prospectiva?

El funcionario público no piensa en largo plazo. En muchos casos, piensa en sus propios intereses, que son cortos y reducidos.

¿Eso ha ocurrido en todas las gestiones?

En los últimos 40 años, no hay una gestión que haya pensado en desarrollar una visión de país a mediano y largo plazo.

¿Cómo se toman las decisiones en el Estado peruano?

Lo más largo que pensamos las decisiones es a tres años, con el Marco Macroeconómico del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Este defecto lo tienen casi todos los países latinoamericanos. Aunque en la región, Chile ya está haciendo un plan al 2036, y Uruguay al 2050. Toda nación debería pensar cómo van a vivir las futuras generaciones.

¿Cómo se construye una visión a largo plazo?

Tiene que ser concertada entre los representantes de la sociedad. También tener una metodología y una visión de futuro del territoria. No puedes pensar en el desarrollo de un grupo específico, sino de todo el territorio. Esta es la visión de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

La OCDE recomendó que Perú implemente un Centro de Gobierno, ¿Qué tan necesario es atender esta recomendación?

Se necesita una sola cabeza en el Estado que maneje los objetivos que tendríamos a largo plazo, que lidere a todas las instituciones. Si no, cada uno se concentra en sus propias prioridades.  El premier debe dirigir la política general del Gobierno. Tiene que hacer que todas las instituciones del Estado conversen y trabajen para lograr esos objetivos de largo plazo.

¿Cuanto se ha cumplido del Plan Bicentenario?

Muy poco. No tenemos un plan nacional que haya reemplazado el Plan Bicentenario del 2011. No tenemos una visión prospectiva de largo plazo hasta ahora. Se trato de actualizar en el 2014 pero el presidente Humala no la aprobó. Ahora se tiene que crear una visión de país al 2030, con un plan consensuado, con la metodología adecuada y que vele por las demandas de la población. Hace falta articular el sistema de planeamiento del país, porque hoy no tienen peso en las decisiones de Gobierno. Hoy las decisiones las toma el MEF, a través de la caja fiscal.

Aún no tenemos una visión concertada, y lo que dice Ceplan es que tendremos una visión en un año, con un plan al cierre del gobierno actual.

Una visión de país al 2040 no tendría que demorar más de un año, con todos los componentes mencionados. Y aterrizarlos en objetivos, indicadores y metas, al menos ocho meses más. La actualización del 2014 se realizó en 15 meses. Ese documento lamentablemente no llegó a aprobarse por temas políticos. No se consideró como prioridad aprobarlo.

¿Cuál es el impacto del planeamiento en la institucionalidad?

La visión a largo plazo hace que las instituciones perduren en el tiempo. Al tener objetivos marcados, cualquier gobierno que ingrese tiene un plan que seguir. No se cambian las prioridades dependiendo de la agenda de cada gestión.