EFE

En pleno desierto de Nevada, en donde el calor no atrae demasiado a los virus, una veintena de prestigiosos analistas informáticos, convocados por McAfee, debatieron en Las Vegas, sobre el alarmante aumento de infecciones en la red, por ataques de cibercriminales cada vez más sofisticados.

El presidente de la compañía, Mike DeCesare, destacó durante la inauguración del congreso, que los ataques en internet por cibercriminales son cada vez más sofisticados.

"La seguridad en la red ha dejado de ser un tema aburrido para muchos, para convertirse en una cuestión crucial, especialmente con la proliferación de dispositivos móviles", dijo.

El llamado internet de las cosas, un concepto que implica que en un futuro próximo los objetos estarán cada vez más interconectados, multiplicará los riesgos en la red.

Los dispositivos móviles no se limitarán a los teléfonos y las tabletas, sino que incluirán también gafas interactivas, como las de Google, vehículos que se manejan sin conductor, ordenadores incorporados a todo tipo de dispositivos, etc, explicó.

Andrew Buss, director para centros de datos y aparatos electrónicos, de IDC, explicó que los ataques a PCs siguen siendo los más habituales, aunque los de mayor impacto son los que se producen contra móviles y tabletas, que pueden contener información confidencial y de gran valor para las empresas.

"Resulta cinco veces más probable hacer clic en un mensaje infectado o susceptible de estarlo recibido en un teléfono móvil que en un PC", dijo.

La interfaz del teléfono es más pequeña y se ve menos contenido del título del mensaje lo que agrava los riesgos, porque se tiene menos información del remitente cuando se accede al mismo; además, prosiguió, "el usuario suele abrirlo sin pensarlo mucho cuando se trata del móvil".

El uso de teléfonos móviles entre los empleados pone en riesgo la seguridad de las empresas, dado que no siempre se dota a esos dispositivos de los sistemas de protección necesarios.

Otras veces en las corporaciones los problemas vienen del robo o extravío de dispositivos móviles de los trabajadores, con información de alto valor corporativo.

Según el responsable de IDC, se están incrementando los ataques dirigidos a objetivos específicos, por ejemplo a dispositivos móviles de cargos directivos con información muy valiosa.

En materia de privacidad en internet y sobre la posibilidad de que gobiernos como EEUU utilicen datos colgados en la red para vigilar a los ciudadanos, el experto dijo que no lo ve mal si la información es pública, pero rechaza el acceso de las autoridades sin permiso de los tribunales a datos privados.

En su opinión, el descubrimiento de acciones de espionaje de EEUU a partir de datos privados de personas, obtenidos de redes sociales, aumentará la presión de los ciudadanos sobre las autoridades para que sean más transparentes en el uso que hacen de esa información personal.

EFE

Valora la nota:La frágil seguridad de internet a debate
¡Excelente!
Valoración Total
5/5