Patrocinan:

Fortnite y FIFA 18 son indicados como los culpables de la eliminación de Alemania

Medio alemán señala que los videojuegos desconcentraron a todo el seleccionado.

La peor campaña mundialística de Alemania parece haber encontrado un culpable: los videojuegos | Fuente: Bild

No fue la maldición del último campeón mundial el por qué Alemania fue eliminada de primera ronda. Generando una sorpresa mundial, el diario alemán Bild ha mencionado que uno de los grandes culpables de la eliminación de la selección alemana fue su gran adicción a los videojuegos.

Aunque esta vez no fue acusada de los actos violentos en un país, si lo fue para un desastre futbolístico. Fortnite ha sido uno de los responsables de la desconcentración de los jugadores alemanes, quienes se quedaban hasta altas horas de la noche disfrutando de sus consolas. Joachim Löw, líder de la selección, tuvo que intervenir junto a su comando técnico y cortar la línea de internet de las concentraciones. La drástica medida se expandió hasta los teléfonos móviles.

Los medios de Europa ya están hablando al respecto. Y es que el problema no solo se habría presentado una vez, sino que fue repetitivo. La escuadra, concentrada en el Vatutinki Spa Complex (un alojamiento ubicado a unos 15 kilómetros de Moscú y en las cercanías de un bosque), no halló mejor forma de distraerse con los videojuegos más populares del momento como Fortnite, Call of Duty y FIFA.

Las molestias fueron expresadas desde el camerín. Oliver Bierhoff, director de la selección, ha acusado a sus jugadores de no estar comprometidos con su participación en el Mundial Rusia 2018:

"Creo que al final hubo muchos jugadores que solo pensaban en si mismos"

Alemania ha tenido su peor campaña en la historia de los mundiales. Eliminados por primera vez en primera ronda, la selección ha sido blanco de críticas por su bajo nivel. Las miradas se concentraron en el técnico Joachim Löw, quien, a pesar de todo, ha sido respaldado en su cargo.

La pasión de muchos mundialistas

Sin embargo, los jugadores alemanes no han sido los únicos en caer en la tentación de los videojuegos. Los astros futbolísticos de Brasil, Neymar y Gabriel Jesús, se han declarado fanáticos de Counter Strike y PlayerUnknown’s Battlegrounds y mostraron sus momentos de ocio en el Mundial jugándolos. Asimismo, Neymar celebró su anotación a México simulando el enceguecimiento tras tirar una granada flash a sus compañeros como en Counter Strike.

 

 

Por otro lado, Antoine Griezmann (seleccionado francés) y Henry Kane (capitán de Inglaterra) han declarado abiertamente su gran cariño por el fenómeno de los Battle Royale, Fortnite. Griezmann ha llevado los famosos bailes de los personajes a las canchas de fútbol.

0 Comentarios