Fotos | Game of Thrones: venganza, cameos y descubrimientos en su regreso

Más de un año de espera, mantuvo a millones de personas atadas frente a su televisor para ver el inicio de temporada de la exitosa serie. Te contamos todo lo que pasó.

Somos spoilers, seamos, seámoslo siempre. Pero como respetamos tus ansias de emocionarte con el episodio debut de Game of Thrones, usaremos este párrafo para advertirte que lo que estás a punto de leer te contará toda la trama del primer episodio de la temporada 7. Si no lo has visto, huye de esta nota.

ALERTA SPOILER
(Y aquí es donde te advertimos que no leas si no has visto aún el episodio estreno)

El episodio arranca con un ceremonioso ágape en el que Walder Frey ─¿qué no estaba muerto?─ invita a todos los miembros de la Casa Frey, para celebrar con él su sobrevivencia. El discurso se torna más siniestro cuando les recuerda que asesinaron a "la madre de cinco" (Catelyn Tully) y a una "mujer embarazada" (Lady Talisa Maegyr). En ese momento, ya todos sabemos que Arya robó la identidad de Walder. 

Los invitados beben, pero mientras Arya sigue hablando uno a uno empieza a vomitar sangre. La joven continúa su discurso asegurando que cuando dejas vivo a un Lobo, la manda sigue corriendo peligro. Finalmente, le dice a una joven sirvienta a la que le perdonó la vida que "si le preguntan, que diga que el Norte recuerda" y "el invierno llegó por la Casa Frey".

En el Muro, Bran y Meera finalmente llegan hasta las puertas de la Guardia Nocturna, después del triste sacrificio de Hodor y la oportuna aparición de Manosfrías (el tio Ben Stark). Tras convencer a los guardias, lo dejan ingresar.

En la mesa de reuniones, Jon Snow ─el flamante Rey del Norte─ intenta armar un ejército con el fin de enfrentar a los White Walkers, y entra en contradicciones con Sansa quien pide castigo para las casas Umber y Karkstark, a lo que Jon se resiste. La pequeña Lyanna Mormont una vez más hizo gala de su coraje al señalar que hombres y mujeres entrenarán por igual para la lucha.

En King's Landing, Cersei Lannister envió un cuervo a Jon Snow para pedirle que deponga las armas. Mientras tanto, charló con Jaime sobre los riesgos que corría su reinado pues tenían enemigos llegando de todas partes de Westeros. La reina madre no siente mayor remordimiento por el suicidio de Tomen ─hasta lo acusa de traidor─ y eso espanta a Jaime. 

En la bahía de King's Landing, una enorme flota hace su ingreso: son los mil barcos de la Flota de Acero, liderados por Euron Greyjoy y a quien Cersei invitó a negociar una alianza. En la sala del trono, Euron asegura que pondrá a su disposición todos sus barcos si es que Cersei acepta ser su esposa, pero ella se niega. El tío de Theon asegura que no volverá hasta tener un regalo invalorable, el cual le dé la mano de la reina.

En la Ciudadela Antigua, Samwell continúa sus estudios para ser un Maestre, pero esto implica tener los oficios más desagradable, como ver por las excretas de los enfermos, servir la comida o limpiar cuanto espacio quede en el enorme castillo. Su curiosidad le hace descubrir que hay una zona prohibidad en la gran biblioteca de los Maestres y le solicita al Archimaestre que le dé autorización para encontrar una forma de matar a los White Walkers.

Si bien el viejo sabio le cree, no le permite el acceso, por lo que él mismo roba las llaves y se adentra en una de las bibliotecas más completas de todo Westeros. En uno de los libros que encuentra, descubre que en Dragonstone existe un yacimiento de vidriagón, el material capaz de destruir a un White Walker y con el cual pudo defender a Elí, más allá del muro.

'El Perro' y la Hermandad sin Estandarte continúan su camino, y en la ruta encuentran una casa abandonada en medio del frío invierno. Beric Dondarrion le confiesa a Sandor Clegane que no sabe que vio El Señor de la Luz en él, pero de alguna manera eso le permite seguir reviviendo. El escepticismo del fiero soldado se disipa cuando ve en las llamas a miles de White Walkers atravesando el Muro. "Ya sabes por qué estamos aquí", le confiesa Beric.

La pequeña Arya Stark sigue su camino, sola, hacia King's Landing, pero en el camino encuentra a un grupo de jóvenes caballeros liderados por Ed Sheeran, el joven cantante quien desde hace muchas temporadas es tentado para hacer un cameo en la serie. Haciendo gala de su voz, Sheeran aparece en escena cantando mientras sus compañeros descansan. El grupo decide invitar a Arya a comer con ella.

En la Ciudadela Antigua, Samwell continúa sus labores de recoger las bandejas vacías de los enfermos, sin contar con que uno sacaría la mano de su celda y le hablaría. Éste sorpresivo sujeto le pregunta si "Daenerys de la Tormenta ya desembarcó". Por el tono grave de su voz y por psoriagris que tiene infectado su brazo (que es lo poco que pudimos ver de él), todo da entender que es nada menos que Jorah Mormont.

Y hablando de la Madre de los Dragones, la joven Daenerys Targaryen desembarca con su ejército de dothrakis, Inmaculados y soldados de hierro en Dragonstone (Roca Dragón), la cuna de su familia, donde ella creció y su primer centro de operaciones antes de empezar su plan para arrebatarle el trono a Cersei. "Por donde empezamos", son las palabras que le dan final a este esperadísimo episodio que continúa el próximo domingo por HBO.

0 Comentarios
Valora la nota:Game of Thrones: todo esto pasó en el debut de temporada
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?