Fotos + Resumen | Game of Thrones 7x07: la Gran Guerra se acerca...

La aclamada serie de HBO llegó al final de su temporada 7 y aquí hacemos un repaso de los sucesos que nos congelaron la sangre.

Demoró unos meses más de lo esperado, fueron menos capítulos, hackearon los servidores de HBO, los spoilers y episodios filtrados inundaron las redes, pero nada ─NADA─ pudo con el impresionante final de temporada que Game of Thrones le regaló a sus millones de fanáticos en el mundo. El siguiente resumen está plagado de spoilers, así que léelo bajo tu consentimiento.

ALERTA SPOILER
Si continúas leyendo es bajo tu propia responsabilidad








El capítulo final de la sétima temporada comienza en el mar. Los aliados de Daenerys Targaryen navegan hacia King's Landing, donde tendrán un encuentro en Fosa Dragón con Cersei Lannister llevándole la prueba de que los White Walkers existen.

A su llegada, son escoltados por Bronn. Brienne de Tarth y Podric están con ellos. El Perro vuelve a cruzar palabras con la soldado de Sansa Stark y ella le confiesa que nunca quiso dejarlo herido, pues todo lo hizo por Arya. Sandor Clegane demuestra que no tiene nada contra la pequeña y parece sentirse reconfortado de que ella esté a salvo en Winterfell.

Cersei pregunta a sus consejeros por qué Daenerys no ha llegado en la embarcación y ordena a la Montaña de que si las cosas salen mal, mate primero a la Targaryen, después a su hermano y finalmente a Jon Snow.

Todos se encuentran en Fosa Dragón y las miradas de odio son inevitables, mientras la espera se vuelve incómoda, Daenerys Targaryen aparece a bordo de Drogon para imponer miedo a sus enemigos. Cada uno toma su lugar y empieza la introducción de Tyrion que es interrumpida por Euron Greyjoy quien intenta provocarlo, pero Cersei le ordena que se siente.

 

El momento de Jon Snow llega y éste le cuenta a Cersei que solo existe una gran guerra y ésta es entre vivos y muertos, antes que la Reina de Westeros diga algo, Sandor Clegane aparece con una caja en la que libera al white walker capturado el cual corre en dirección de ataque contra Cersei pero es detenido por una cadena y eliminado por El Perro y Snow.

Euron Greyjoy dice que volverá a las Islas de Hierro pues no piensa formar parte de esa guerra y abandona la reunion. Cersei acepta la tregua pero solo con una condición: que el Norte no mantenga su alianza con Daenerys nisiquiera después de terminada la Gran Guerra. Jon se niega a quebrantar su lealtad hacia la Rompedora de Cadenas y esto provoca la ira de Cersei quien decide irse, rompiendo todo acuerdo.

Todos respetan la lealtad de Jon pero creen que fue un tonto al no mentir para mantener la tregua con la Corona. Tyrion indica que solo él puede convencer a su hermana y decide ir solo a conversar con ella, pese a que corre el riesgo de ser ejecutado. En el camino se cruza con Jaime, quien le confiesa que Cersei está muy molesta con él y le desea suerte en su audiencia privada.

El encuentro entre los hermanos Lannister se pone tenso, Cersei sabe que Tyrion no mató a Joffrey pero lo acusa de matar a su padre, y de tratar de destruir a su familia. El consejero de Daenerys asegura que no quiso eso, pero Cersei se mantiene firme en proteger a su familia más que a nada. Así es como Tyrion toma coraje y le pide que lo mande a asesinar por la Montaña, que resguarda a la Reina, pero ella desiste. Finalmente, su hermano descubre que ella está embarazada.

 

Tyrion regresa a Fosa Dragón y para sorpresa de todos, Cersei vuelve detrás de él y acepta la tregua, y además el Ejército Lannister marchará al Norte para luchar con el Ejército de la Noche. Solo pide que cuando la guerra sea ganada, no olviden que ella decidión ayudar.

En Winterfell, Sansa recibe un cuervo de Jon donde explica que le ha jurado lealtad a Daenerys Targaryen y Littlefinger intenta manipularla, aseverando que buscará un matrimonio para aliarse con ella, pero eso le quitará el título de Rey en el Norte. Sansa sabe que Arya no permitiría eso, y Lord Baelish continúa metiéndole ideas en la cabeza sobre el complot que su hermana estaría tramando en contra de ella para convertirse en la nueva Lady de Winterfell.

En Dragonstone, Daenerys decide ir hasta Winterfell para que la gente del Norte la reconozca como su reina. Jon le pide que naveguen juntos, pues llegar a bordo de un dragón solo crearía desconfianza. Antes de irse, Jon es abordado por Theon, quien con vergüenza reconoce que él es una persona correcta y él solo traicionó a su padre. El bastardo de Ned Stark no le guarda rencor y le dice que él es "un Greyjoy pero también un Stark".

 

A sabiendas de que Yara sigue viva, Theon trata de convencer a los hombres de su hermana para ir en su búsqueda, pero éstos se niegan, los insultan, lo desprecian y lo masacran a golpeas; pero el joven Greyjoy hace gala de su valentía y decide mantener la pelea hasta el final, resultando vencedor e inspirando al resto del ejército.

En Winterfell, Sansa convoca a una audiencia y manda a traer a Arya. La pone frente a ella y los lores del Norte para ajusticiarla. La acusa de "traición y asesinato", sin embargo, inmediatamente gira la mirada a Littlefinger a quien le pregunta como se declara. Lord Baelish se revela confundido y ella demuestra que no se creyó ninguna de sus manipulaciones, y Bran respalda las acusaciones de Sansa con su visión de la daga con la que amenazó a su padre. Littlefinger, en el colmo del cinismo, se arrodille y le dice que la ama, pero Sansa ya no es ninguna niña tonta, entonces Arya decide aplicar justicia y lo mata rebanándole la garganta.

De regreso en King's Landing, Jaime arma su estrategia con los comandantes del ejército Lannister cuando Cersei le pide unos minutos para hablar a solas. La Reina de Westeros le confiesa que el plan de enviar al ejército es solo una mentira y que mientras sus enemigos pelean en el Norte, ellos aguardarán en la capital. Jaime por primera vez no da su brazo a torcer y le increpa la desleal decisión que está tomando pero ella asegura que no le importa nada más que su hijo, entonces le pide a la Montaña que lo mate, pero finalmente, se arrepiente. Jaime descubre la verdadera naturaleza de la mujer que amó y decide irse de la capital.

 

En Winterfell, Samwell Tarly regresa luego de huir de la Ciudadela y se reencuentra con Bran quien lo recuerda muy gratamente. El joven Cuervo de Tres Ojos revela que Jon no es Snow sino que su verdadero apellido es Sand, pues es el hijo bastardo de Rhaegar Targaryen y su tía Lyanna Stark, y nació en Dorne.

Pero Sam lo increpa: esa no es la verdadera historia, pues él leyó que el matrimonio de Rhaegar y Elia Martell fue disuelto, casándose con Lyanna Stark. Eso implica que la rebelión de Robert fue una mentira y Lyanna no fue secuestrada, sino amó a Rhaegar. Bran recurre a sus visiones y así descubre el verdadero nombre de Jon Snow: Aegon Targaryen. "Jon es el heredero legítimo al trono. Su verdadero nombre es Aegon Targaryen", dice convencido.

 

Mientras Samwell y Bran tienen esta conversación; a kilómetros de ahí, en la embarcación que los lleva a Winterfell, Jon acude a los aposentos de Daenerys y ella le abre la puerta dejándolo entrar. Ambos tienen relaciones y reafirman el amor que se tienen el uno al otro, pese a que son tía y sobrino.

En Eastwatch, Tormund y Beric Dondarrion charlan mientras al horizonte, cuando ven acercarse un caballo con un jinete a bordo, luego 10, 20, 50, 100, miles de soldados más: es el Ejército de la Noche que ha llegado finalmente al Muro. Mientras lanzan las alertas a todos, aparece Viserion con el Night King a bordo, lanzando fuego azul y derritiendo la muralla que los separa. Después de miles de años desde su contrucción, el Muro es derribado por primera vez, y el Ejército de la Noche emprende su camino a Westeros para dar comienzo a la Gran Guerra.

0 Comentarios
Valora la nota:GOT 7x07: TODO lo que nos dejó el final de temporada
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?