"Sex and the City": ¿Cuál es el secreto del éxito de la serie?

A 20 años de su estreno, el atractivo de "Sex and the City" pervive en Nueva York, donde las calles, cafeterías y tiendas en las que se rodó la célebre serie de televisión son hoy lugares de peregrinaje.

En "Sex and the City" el estilo iba de la mano con la libertad: Charlotte, Carrie, Miranda y Samantha derrochaban esos condimentos. | Fuente: HBO

No fue sino hasta que Carrie Bradshaw, Samantha Jones, Miranda Hobbes y Charlotte York irrumpieron en la televisión en 1998 que la caja boba dejó de ser tan pacata. Luego del estreno de "Sex and the City", todas querían ser como Sarah Jessica Parker y vivir en Nueva York. Nunca el sexo había sido un tema tan abierto y el empujón lo dieron ellas.

Las mujeres entonces tomaron el control, mucho antes del "que empiece el matriarcado" de Nairobi en "La Casa de Papel". Sin mencionarlo, las protagonistas de "Sex and the City" fundaron el matriarcado en la pantalla chica. Con tanta autoridad como la que tiene alguien que no necesita enunciar su poder ─el rey no necesita que decir "yo soy el rey", simplemente comanda, nos enseñó "Game of Thrones"─ ellas marcaron época en un contexto en el que todavía era tabú tocar ciertos temas.

La libertad de una cadena como HBO fue clave. El canal de cable potenció a finales de los noventa el lema "no es televisión, es HBO" y abrió un abanico de posibilidades que solo la señal de pago (en este caso por suscripción) podía ofrecer. El resultado es una serie fresca, divertida, pero también dramática. Un cóctel de buen gusto que se tradujo en trascendencia.

El legado de "Sex and the City" ha perdurado y hoy llegan hasta Nueva York cientos de fanáticos para visitar los lugares donde se grabó la serie.

Vista de la fachada de la casa de Carrie Bradshaw, protagonista de la serie de televisión "Sex and the City", en el barrio del West Village, en Nueva York. | Fotógrafo: NORA QUINTANILLA

PEREGRINACIÓN EN LA GRAN MANZANA

El punto más visitado, con toda probabilidad, es la casa de la estilosa protagonista, Carrie Bradshaw, cuyas icónicas escaleras pateó multitud de veces enfundada en sus amados "Manolos", como apodaba cariñosamente a los zapatos diseñados por Manolo Blahnik.

Visitas guiadas como la de On Location Tours tienen parada obligatoria en el "brownstone" ─vivienda típica neoyorquina─ situado en el West Village, donde una cadena a la entrada impide a los curiosos acercarse a la puerta.

Elyse Brandau, una actriz que lleva tres años como guía turística revelando los entresijos de "Sex and the city", relata que tras la llegada del nuevo propietario a la casa, vendida por casi 10 millones de dólares hace seis años, algunos "tours" tenían prohibido pasar por allí, pero ahora pueden volver a hacerlo en silencio.

Esos "tours" permiten medir en cifras la atracción por la serie, que no sucumbe al tiempo: solo teniendo en cuenta a On Location, que lleva 17 años haciendo recorridos diarios, son "más de medio millón de mujeres" las que han acudido a la ciudad para peregrinar los antiguos escenarios de rodaje.

Un viernes cualquiera por la mañana, Brandau cautiva a un autobús repleto de fans, que se emocionan al recordar momentos de la serie y guardan la esperanza de ver en algún momento a la actriz Sarah Jessica Parker, tan admirada como el personaje al que interpretó durante seis años y que después recuperó en dos películas.

LOS NÚMEROS DE LA SERIE

"Un día de rodaje suponía unos 130.000 dólares en gastos de producción", relata Brandau, quien recuerda con cariño la escena "de 30 segundos" en la que actuó como extra en la primera película de "Sex and the City", aunque no tanto las 12 horas que costó grabarla.

Y es que el equipo de la serie no escatimaba en esfuerzos: para esa película, en la que se representa la boda de Carrie, se grabaron dos versiones alternativas con el objetivo de despistar a los curiosos, y solo la "verdadera" opción costó unos 230.000 dólares.

Con motivo del 20 aniversario, y de la década que cumple la película, la diseñadora Vivienne Westwood sacó a exposición en su tienda el voluminoso vestido nupcial que Carrie lució en la icónica Biblioteca Pública, que separa Bryant Park de la Quinta Avenida.

Unas manzanas más allá, en la tienda de Gucci, Brandau señala un maniquí alto y con peluca pelirroja, inspirado en Miranda, que observa todos los días a hordas de turistas atraídos por la ciudad donde tantos personajes han vivido trepidantes historias.

Y entre toda esa gente, nunca faltan amigas que creen tener un poco de Carrie, Charlotte, Miranda y Samantha y que están dispuestas a comerse el mundo, contarse los detalles entre "cosmos" y tejer su propia historia, como hicieron otras antes que ellas.

RPP/CON INFORMACIÓN DE EFE

0 Comentarios
Valora la nota:"Sex and the City": ¿Cuál es el secreto del éxito de la serie?
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?