AFHS: Nadie cree que Francesca Maldini esté mal de salud

Pese a que ven que es trasladada en una ambulancia hacia una clínica, los Maldini creen que se trata de una producción y hasta aplauden la puesta en escena.

Am

Monserrat sigue trasladando las cosas de Francesca a su antiguo dormitorio. Y al llevar una maleta la encuentra tirada en el piso pero al final cree que está fingiendo para hacer que su familia regrese a la casa. Llega Hiro y se pone a llorar porque él sí está convencido de que algo malo está pasando. Pero Monserrat lo convence de que Francesca está fingiendo. Llega Peter y se da cuenta que Francesca no tiene pulso.

Nicolás le insiste a Luciana respecto a que Manolo está obsesionado con Rubí. “Olvídate de ella, tú estás ahora conmigo”, le dice Luciana a Manolo tras lo cual le pide a Nicolás que la lleve en su mototaxi. Pepe y Tito observan la escena desde la azotea de su casa.

Viviana revisa la correspondencia y encuentra una carta que viene de Praga. Le pide a Raúl que abra el sobre y lea la carta. Se entera que ha ganado seis millones de coronas para desarrollar un proyecto cinematográfico. “¿De qué se trata el proyecto?”, pregunta Raúl. “Es un documental ficcionado: La guerra en Las Lomas: Los González versus los Maldini”, responde Viviana.

Nicolás lleva a Luciana a su destino y esta le paga por su servicio. “A quién engaño. No llegaré a ninguna parte. Yo solo sé correr tabla y sonreír bonito”, le dice. “Busca a tu papá, pídele empleo”, le dice Luciana. Nicolás no quiere buscar a su padre. “Te dejo con tu orgullo”, le dice Luciana y deja pensando a Nicolás.

Charo sigue conversando con Carlos. “Estás en todo tu derecho. Cuídate. Adiós”, le dice. Y luego va al baño y abre la puerta para que salga toda su familia a la que había encerrado en ese cuarto.

Peter levanta a Francesca y la coloca sobre su cama. Supone que ha sufrido una descompensación por todas las emociones que ha sufrido en las últimas horas. Le pide a Monserrat que le avise a los Maldini mientras llega la ambulancia. Mientras tanto Isabella recibe una llamada en la que le proponen hacer un banquete para 1.200 personas. Llega Monserrat a avisarles que Francesca se ha puesto muy mal. Pero los Maldini se ríen a carcajadas. “¡Esa ya la hizo!”, dicen mientras siguen riendo. Pero el sonido de la sirena de una ambulancia hace que todos se acerquen a la ventana. Sacan en una camilla a Francesca y lo que hacen los Maldini es aplaudir. “Debo reconocer que el drama te sale muy bien”, dice Bruno. “Mother, súbele el sueldo a Peter y no te hagas la sorda”, dice Isabella. “¡Muy buena producción nonita y no abras los ojos!”, le dice Nicolás. “¡Son unos insensibles, ojala se muera para que escarmienten!”, les grita Monserrat a los Maldini pero luego se arrepiente de lo que dijo.

Fernanda está en un parque almorzando con Joel. Recibe la llamada de Peter que le comunica lo que está pasando con Francesca y le pide que lo alcance en la clínica. Al principio se alarma pero Fernanda recuerda que su nona le dijo que haría cualquier cosa para que su familia regrese. Y entonces se queda con Joel almorzando tranquilamente.

Nicolás va en busca de su padre a pedirle trabajo pero Miguel Ignacio se lo niega. “No me hagas perder el tiempo. Además ya tengo otro sucesor: Oto, lo estoy formando desde chiquito. Cuando sea grande tendrá mucho dinero y se comerá el mundo”, le dice. Nicolás insiste. “Para que no digas que te di la espalda. No me lo agradezcas, es solo una prueba”, le dice y le entrega un papel en el que aparece el nombre de Morgana Centurión. “Si logras que se convierta en mi clienta te nombraré mi gerente de imagen institucional”, le dice.

Isabella le propone a Charo hacerse socias para atender el banquete que debe entregar hoy mismo. Charo duda pero al final acepta. “El problema es que hay que buscar mozos”, y pasan Pepe y Tito y ambas se miran. “No, no, ellos no, es una fiesta para gente nice”, dice Isabella. Al final reclutan a Reyna y Shirley. “Bueno, tengo montones de cosas que hacer, ¡chau socia!”, dice Isabella al salir de casa de los González.

Fernanda llega a la clínica y se da con el cuadro de ver a su nona inconsciente y con un respirador artificial. "Si viera que la familia despidió la ambulancia entre aplausos porque creen que es una producción”, le cuenta Peter. “No te preocupes Peter, yo hablaré con ellos”, le dice y sale de la clínica.

Isabella, Charo, Teresa, Reyna y Shirley están en la fiesta de la gente nice a la que deben atender. Salvo Isabella, todas viste uniformes rosados y zapatos nude. La dueña de la mansión, a quien Isabella llama Barbie, está gratamente impresionada. "Tú sabes que soy súper detallista", le dice Isabella. “Tan pronto supe que Isabella Picasso Maldini tenía su compañía de gatering, despedí a la otra que había contratado que era una de estas chicas emergentes. En cambio contigo, con gente como uno, la cosa es diferente. Ven que te quiero presentar unos amigos que han llegado de Europa”, dice Barbie. “Pensé que éramos socias”, le reclama Charo a Isabella. “Y lo somos, solo que yo me encargo de la imagen y tú de la etapa operativa. O si quieres ve tú a ver a los futuros clientes que han llegado de Europa y yo me quedó aquí”, responde Isabella con lo que Charo no tiene más remedio que hacer lo que dice Isabella. Mientras tanto, Reyna y Shirley se han apartado del grupo y vuelven luciendo ceñidos vestidos y dispuestas a gozar de la fiesta. Charo y Teresa se quedan como mozas de la recepción.

Morgana Centurión está en la barra de un bar hablando por teléfono cuando un distraído mozo, que lleva una bandeja con vasos, le moja el vestido. “Disculpe señorita, no fue a propósito”, dice el asustado mozo. Morgana pide un pañuelo para secarse. “Aquí tiene uno”, le dice una voz: es Nicolás dispuesto a seducir a Morgana.

Peter está al pie de la cama de Francesca en la clínica. “Ojalá que la señorita Fernanda no se demore y traiga a la familia antes de que sea tarde”, dice. De pronto las señales del osciloscopio se detienen y Peter entra en pánico.


Valora la nota:AFHS: Nadie cree que Francesca Maldini esté mal de salud
¡Excelente!
Valoración Total
5/5