Quioscos escolares deben vender frutas y alimentos nutritivos

A través de los quioscos saludables el municipio de Miraflores, se quiere reducir la obesidad y el sobrepeso de los escolares del distrito, un problema de salud que alcanza al 30 por ciento de los estudiantes.

Gabriela, Diego y Lucía saben que es mejor optar por alimentos nutritivos, saben que así pueden evitar males como la obesidad y el sobrepeso.

Un quiosco escolar debe vender cereales, frutos secos, verduras y frutas. Líquidos como agua y jugos naturales. Lácteos y alimentos preparados hechos a base de pescado, pollo, pavo y menudencias. Los alimentos deben ser bajos en contenido de azúcar y sal; y es mejor eliminar las cremas.

Miraflores se suma a lo dispuesto por el Ministerio de Salud en materia de nutrición escolar, el sector busca que la presencia de quioscos saludables sea obligatoria en los colegios.

Este año son 15 los centros educativos que venderán productos naturales en sus quioscos. Al inicio la realidad era preocupante.

El médico Carlos Contreras Ríos, gerente de desarrollo humano de la comuna comentó que cuando fueron a inspeccionar quioscos en colegios del distrito el 2012 se dieron con la sorpresa de que solo uno de 11 vendía frutas.
     
El ministerio de Salud enfatiza la importancia de alimentos como quinua, kiwicha, arroz y maíz en los quioscos escolares a nivel nacional. Asegurar la oferta de comida saludable va de la mano con fomentar su demanda. El trabajo incluye una serie de actividades que bien podrían ser replicados por otros municipios.
          
El programa "Punto saludable" incluye esfuerzos como los quioscos saludables, Lunes de Fruta y Loncheras saludables. Según la Gerencia de Desarrollo Humano de la Municipalidad de Miraflores, el 30% de los escolares de ese distrito tiene sobrepeso u obesidad.
 
Tutores de colegios se encuentran involucrados en la iniciativa. Ellos comen junto a sus alumnos frutas en los denominados “Lunes de Fruta”. Les explican que comiendo estos alimentos reducen las posibilidades de desarrollar enfermedades del corazón así como cáncer y diabetes.

Los colegios que participan son Juana Alarco de Dammert, Manuel Bonilla, Adventista, Mater Purísima, Espíritu Santo, Trilce, Hosanna, Scipion Llona y Rebeca Carrión. Si bien en los quioscos no se puede prohibir la venta de golosinas recuerde que el consumo de estos dulces ponen en riesgo el normal desarrollo del niño.

¿Qué opinas?