Sepa cómo cuidarse después de un infarto al corazón

Tener una buena alimentación, realizar ejercicios constantemente, evitar beber alcohol y fumar cigarrillos son algunos de los consejos recomendados por los especialistas.

Un infarto sucede cuando el flujo de sangre al músculo del corazón (el miocardio) se reduce drásticamente o se detiene por completo. Esta reducción o detención del flujo ocurre cuando una o más de las arterias que suministran sangre al corazón se bloquea. Si el suministro de sangre no vuelve a comenzar después de 20 a 40 minutos, las células musculares del corazón pueden lesionarse terriblemente. Por ello las personas que han sufrido de este ataque deben  cambiar radicalmente sus hábitos para lograr tener una mejor calidad de vida.

“Saber cómo será la vida de una persona que ha tenido un infarto depende de varios factores, el más importante es el tamaño del infarto y las proporciones del corazón que ha comprometido. Según una previa evaluación, se determinará su rehabilitación”, dijo Edith Chávez, Cardióloga de la Clínica San Pablo, en el programa Salud en RPP.

No es recomendable llegar tener un infarto para recién preguntarnos si ¿el estilo de vida que llevamos es saludable? La prevención es muy importante ante estos casos.

“Ante el primer síntoma del dolor en el pecho el tiempo es oro,  es decir cuando más rápido sea atendido el paciente no se presentará un cuadro de infarto. Pero si hay infarto ¿qué pasa? Si el infarto es pequeño probablemente el paciente va quedar con un buen estándar de vida porque no ha perdido masa del músculo cardiaco; pero si el infarto es grande, es decir, ha comprometido una gran parte del miocardio, el paciente va perder capacidad contráctil del corazón y va quedar con insuficiencia cardiaca, y puede morir. Aquellas personas que se salvan después de presentar un ataque de gran magnitud pueden quedar con insuficiencia cardiaca”, explicó Chávez.

RECOMENDACIONES GENERALES:

Tanto en un infarto pequeño o un infarto grande deben haber medidas terapéuticas y de rehabilitación para buscar la pronta mejoría del paciente. A continuación las recomendaciones de la doctora:

-    Cambiar los hábitos alimenticios. Dejar las carnes rojas, grasas, embutidos, entre otros, por alimentos como el pescado.  Las verduras y frutas son complementos indispensables en sus comidas.

-    Nada de tabaco ni bebidas alcohólicas. Los licores deben ser retirados del estilo de vida de las personas que han sufrido un ataque al corazón, así como los cigarrillos. El tabaco es un elemento nocivo que tiende a producir enfermedades cardiacas en mayor proporción que un cáncer.

-    Hacer ejercicios. Correr, caminar o realizar cualquier deporte debe convertirse en una actividad rutinaria pues no solo ayudará a mantenerse en forma sino a fortalecer el corazón.

-    Tomar los medicamentos. Las medicinas e indicaciones brindadas por el cardiólogo se deben cumplir al pie de la letra y así se evitarán las complicaciones.

-    Tener orientación psicológica. El tener las orientaciones de un psicólogo le ayudará al paciente a superar sus miedos, luego de haber sufrido un infarto al corazón.

VIDA SEXUAL:

En cuanto a la vida sexual de las personas que han tenido un infarto, la especialista indicó que no debe haber preocupación alguna, pues si se puede realizar una caminata sin ningún problema, es signo de que todo está bien.

“Parte de la rehabilitación cardiaca es integrar al paciente a su vida normal, luego de producirse un pequeño infarto se puede reiniciar su vida sexual sin problemas. Es decir, si después de 15 días de producirse el ataque se puede realizar una caminata de 20 minutos y no se presenta incomodidad, el paciente ya puede retomar su vida sexual, sin ningún problema”, puntualizó.

¿Qué opinas?