Facebook: perra pasó seis días esperando a su dueña en un hospital

La historia ha sido comparada con la del popular 'Hachiko', ya que la mascota es de la misma raza que el famoso can japonés.

La historia de Maya, una perra que esperó a su dueña por seis días en la puerte de un hopsital de Alicante (España), conmovió a miles de usuarios en Facebook, quienes compariteron o comentaron la historia. La apariencia de la mascota y su extrema fidelida hizo que la comparen con 'Hachiko', el popular can japonés que esperó a su dueño por años luego de su muerte.

La separación. El pasado domingo 28 de agosto, los dueños de Maya, una perra de raza Akita (la misma que Hachiko), ingresaron de emergencia al Hospital General Universitario de Elda, en Alicante. Esto en medio de un viaje familiar que empezó en su natal Barcelona y que se vio interrumpido por la apendicitis de Sandra (22 años), la hija de la familia. Las normas sanitarias del nosocomio no permitieron que la mascota familiar ingrese con sus dueños al lugar, por lo que esta se quedó en la puerta.

Historia viral. Mientras Sandra seguía internada en el hospital, Maya seguía esperando a su dueña en la puerta del lugar. Conmovidos por la fidelidad de la mascota,  el personal de la institución decidió compartir su historia en Facebook. “Esta perrita Akita Inu está desde hace dos días en la puerta del hospital esperando a que se restablezca su joven dueña, ingresada en nuestro centro. Aunque la lealtad es característica de esta raza, nos ha sorprendido gratamente. Esperamos que pronto estén juntas de nuevo”. La publicación fue recogida por medios españoles, consiguió más de 2,500 likes y fue compartida cerca de 2,000 veces.

El reencuentro. Este sábado, la joven Sandra Iniesta fue finamente dada de alta por el Hospital de Elda y se reencontró con Maya, que pasó un total de seis días esperando reencontrarse con su dueña. La mascota de 2 años de edad recibió los abrazos y el cariño de su ama de 22, hecho que fue fotografiado por la prensa local. Según el medio Diario Información, algunos trabajadores del hospital se ofrecieron para llevarse a la mascota a su casa, pero esta se negó a dejar la puerta del lugar donde estaba internada su mejor amiga humana.

¿Qué opinas?