Archivo del 16 de enero del 2019

La política como profesión

Elegir a la política como profesión es una decisión que implica el relego de los intereses privados frente a los intereses colectivos con el fin de canalizar y capitalizar esfuerzos para lograr el bien común. Quienes adquieren investiduras y son incapaces de separar lo público de los privados incurren en corrupción, tráfico de influencias y otros crímenes contra el Estado.