La motricidad es la capacidad de desarrollar de diversos movimientos y gestos. | Fuente: Shutterstock
hogar

¿De qué se trata la motricidad fina y la gruesa? Consejos para estimularlas

Entre los 3 y 6 años los niños consolidan importantes avances en su motricidad, la cual tiene que ver con el dominio que se ejerce sobre el propio cuerpo. Sigue estos consejos para estimularla.

La motricidad es una capacidad que trata sobre el desarrollo de diversos movimientos y gestos. Existen dos tipos de destrezas motrices:

Motricidad gruesa: Comprenden los movimientos motrices complejos como lanzar objetos, patear una pelota o saltar la soga.

Motricidad fina: Se refieren a las actividades que requieren la coordinación ojo-mano y la coordinación de los músculos cortos. Ejemplos: Recortar figuras o agarrar el lápiz para dibujar.

Debido al uso de celulares y tablets a temprana edad, estas capacidades no están siendo estimuladas adecuadamente. Esto, por supuesto, influye en un lento desarrollo de diversas competencias físicas y mentales que son vitales para el futuro.

Según la web española Babyradio, empresa que genera material multimedia para niños, estos son algunos ejercicios para estimular la motricidad:

1) Presión

Un año: Formar torres con cubos grandes, presionar juguetes sonoros, pasar las páginas de un libro de hojas gruesas.

Dos años: Apretar pelotas anti estrés, abrir y cerrar envases a presión, hacer rodar objetos, empujar, trasladar objetos.

Tres años: Abrir y cerrar envases de tapa rosca.

Cuatro años: Adherir plastilina por caminos marcados o sobreponerlos a presión, colocar ganchos a presión alrededor de un plato de cartón.

Cinco años: Usar lápices y acuarelas, presionar goteros para pasar líquidos gota a gota.

2) Autonomía

Un año: Coger un vaso para beber con ambas manos.

Dos años: Desvestirse solo o con poca ayuda, comer solo.

Tres años: Desvestirse solo y ponerse polo, pantalón y zapatos.

 Cuatro años: Abotonar y desabotonar.

Cinco años: Hacer nudos, atarse los pasadores.

 

Existen juegos y actividades diseñadas para reforzar la motricidad de los niños. | Fuente: Shutterstock

3) Dar palmadas

Sentar al niño en el regazo  mirándote.  Dar palmadas con las manos lentamente, mientras se canta una melodía sencilla y se dice el nombre del niño. Luego se coge las manos del niño y se repite la canción, mientras se le ayuda a dar palmadas con sus manos. Repite las cosquillas. Cuando se acostumbre al juego, la ayuda va desde las manos a las muñecas, luego al antebrazo y finalmente a tocarle las manos para indicarle que debería empezar a hacer palmas.

4) Utilizar escaleras

A partir de los 3 años, un niño tiene la capacidad para subir escaleras alternando los pies y puede bajar las escaleras al colocar ambos pies en cada escalón. A los 4 años alternará los pies al bajar.

5) Escalar

Desde los 2 años, los niños pueden escalar en juguetes, muebles, mamá y papá, entre otras cosas.

6) Equilibrio

Cuando tiene 3 años puede mantener el equilibrio en un pie durante períodos cortos. A la edad de 4 años puede tener el equilibrio con un pie durante 15 segundos y saltar en un pie.

7) Caminar, correr y trotar

Un niño de 3 años puede girar en las esquinas cuando corre. A la edad de 4 años, puede caminar hacia adelante y atrás, correr sin problemas y aprender a trotar y saltar la cuerda.

Caminar, correr y trotar son actividades recomendadas para estimular la motricidad en los pequeños. | Fuente: Shutterstock
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones