Dr. Erick Salazar Montoya, vicerrector académico de la Universidad Señor de Sipán.
Dr. Erick Salazar Montoya, vicerrector académico de la Universidad Señor de Sipán. | Fuente: USS

Conocedores de que la educación superior es un factor estratégico para el desarrollo económico y tecnológico de las naciones, así como una herramienta capaz de anticiparse, resolver los problemas de la sociedad y ser un elemento clave en el desarrollo personal desde lo humano, la Universidad Señor de Sipán (USS) nos amplía el panorama a través de una entrevista realizada al Dr. Erick Salazar Montoya, vicerrector académico de la institución.

Desde los años setenta y hasta la primera década del siglo XXI, las formas teóricas respecto del papel de la educación se modificaron y avanzaron de manera vertiginosa, y recientemente también las prácticas de enseñanza y aprendizaje han entrado a un nuevo rumbo. Es así como en un contexto en el que se discute el rol que juega la educación y la formación de profesionales en relación con los nuevos retos del mundo moderno, la USS nos comparte la conversación:  

¿Qué necesita hacer el docente para afianzar el aprendizaje de los estudiantes bajo las nuevas perspectivas educativas?

Necesita fortalecer sus diversas competencias docentes, a través de la formación continua donde se comprometa de manera responsable y decidida en ser parte activa de diversas capacitaciones relacionadas con innovación educativa, nuevos paradigmas de aprendizaje, didácticas y tecnologías emergentes. Además, necesita aprender en redes de aprendizaje docente, para ello debe involucrase en proyectos de movilidad académica en el ámbito nacional e internacional, donde conozca in situ experiencias innovadoras desarrolladas bajo nuevos paradigmas, enfoques y metodologías educativas, para luego contextualizarlas a su quehacer de enseñanza. 

Las nuevas teorías educativas, los nuevos escenarios, el uso de internet y de los materiales interactivos, el cambio del perfil del estudiante que viene de una sociedad digital y pasará a interactuar en comunidades virtuales más que presenciales, la relación docente- estudiante en espacios sincrónicos y asincrónicos, y los nuevos paradigmas de pedagogía y didáctica adecuados a estas variables, obligan a que el docente pase a ser más activo, pero no en términos de participación expositiva, sino en términos de planificación, preparación, ejecución y evaluación de contenidos actualizados y orientados a despertar la creatividad. Se necesita crear lo que llamamos conflictos cognitivos, con la finalidad de alcanzar competencias predeterminadas, esto a su vez le compromete a seleccionar contenidos que no sean voluminosos, sino que a partir de su utilización por los estudiantes puedan motivarlos a desarrollar competencias y habilidades orientadas a lograr el perfil de egreso y los objetivos educacionales evidenciables en su desempeño profesional.

En ese contexto, ¿cuál es el papel que jugará el docente en el ejercicio de su trabajo académico?

La integración de nuevas estrategias de enseñanza-aprendizaje y una didáctica contextualizada al mundo o a la realidad inmediata, laboral y empresarial convertirán al docente en un protagonista del aprendizaje activo en los estudiantes. Esto, sumado a la integración curricular de las tecnologías de la información y comunicación, a un aprendizaje por proyectos dinamizado por la aplicación de la metodología de la investigación como didáctica de enseñanza, convertirán al docente en un agente participativo de aprendizajes significativos en sus pupilos como resultados de atender problemas reales, donde el contenido o conocimiento disciplinar se aplique para solucionar o dar respuesta a la problemática estudiada.

El docente deberá romper el paradigma de que él es solo el depositario de los conocimientos. Hoy en día el acceso a la información a través de internet permite que cualquiera pueda estar mejor informado que el docente; por lo tanto, más que datos e información, el profesional de la educación debe asumir el rol de guía, orientador, coach o mentor.

¿Cómo trabaja la USS en materia académica y específicamente en cuanto a la enseñanza-aprendizaje?

Respecto al proceso de enseñanza-aprendizaje, la USS trabaja de acuerdo con sus bases educativas delineadas por el enfoque por competencias, las que promueven la integralidad y desarrollo de conocimientos (el saber), capacidades (el saber hacer) y actitudes (el ser). Se promueve una formación integral para que nuestros estudiantes actúen de forma pertinente en diversos escenarios locales y globales.

En la práctica educativa este conjunto de elementos se constituye en las finalidades formativas, que se caracterizan por ser desarrollables, evidenciables y evaluables en todo el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es decir, en este proceso se pone énfasis en el aprender haciendo, para desarrollar las competencias, que se materializan en productos académicos, que se construyen de manera progresiva donde el docente guía y orienta el aprendizaje.

Todo ello se plasma de manera planificada en el microcurrículo, es decir, a nivel del sílabo del curso y las sesiones de aprendizaje que se encuentran sintonizadas con el plan curricular.

¿Qué nos puede comentar sobre la incorporación de un grupo selecto de docentes para el semestre académico 2020-II?

Después de una exhaustiva selección, para el semestre académico 2020-II, la USS contará en su plana docente a reconocidos profesionales, quienes tienen una vasta formación académica y una amplia trayectoria laboral.

Esta incorporación permitirá potenciar el cuerpo académico docente y complementar el fortalecimiento de competencias en nuestros estudiantes. Así mismo, para el 2021 se ha planificado contar con docentes internacionales para formar profesionales de talla mundial. Esta decisión se implementa en cumplimiento de nuestra misión: “somos una universidad que forma profesionales competitivos para el mundo”.

Entre los nuevos docentes USS puedo mencionar al Dr. Juan Carlos Mathews Salazar y al Dr. Francisco Pantigoso Velloso Da Silveira, quienes impartirán clases en la Facultad de Ciencias Empresariales; el Mgtr. Luis Iberico Núñez y el Mgtr. Marcelino Riveros Quiroz trabajarán en la Facultad de Derecho y Humanidades, en tanto que la Mgtr. Liliana del Carmen La Rosa Huertas y la Dra. Elizabeth Zulema Tomás Gonzales dictarán clase en la Facultad de Ciencias de la Salud; finamente, el Mgtr. Genaro Delgado Contreras y el Mgtr. Daniel Javier Camac Gutiérrez han sido asignados a la Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Urbanismo.