Netflix y Cannes: El origen de una disputa anunciada

Este martes se inició el Festival de Cannes en medio de una polémica con Netflix, plataforma que para esta edición del encuentro cinematográfico no postuló a ninguna de sus producciones.
Netflix se encuentra en negociaciones con los realizadores de "Todos lo saben", cinta que inauguró la edición 71 del Festival de Cannes. | Fuente: Composición

La previa del Festival de Cannes estuvo marcada por la polémica cuando la organización del evento decidió no admitir películas que no se hayan proyectado en salas comerciales, una clara afrenta con Netflix, plataforma que estrena sus cintas a través de Internet.

Su delegado general, Thierry Frémaux, se apresuró luego en poner paños fríos a la situación y dijo que "no está luchando" contra plataformas como Netflix. Sus declaraciones fueron de conciliación: "No es solo el Festival de Cannes el que ha cambiado, ha cambiado el mundo entero. Hemos decidido ver las tradiciones de Cannes y adaptarlas. No hay que ver las cosas negativamente", precisó.

Cuando fue consultado sobre la relación del festival con Netflix, aseguró que Cannes "tiene muy buena relación" con la plataforma y que se trata de un desacuerdo reglamentario, ya que las normas del festival obligan a que las películas en competición pasen por las salas de cine y no vayan directamente a la televisión.

Como se recuerda, en 2017 se generó una de las más grandes controversias en Cannes, cuando “The Mayoritz Stories” y “Okja” producciones de Netflix, fueron candidatas a la Palma de Oro. No consiguieron el galardón pero recibieron buenas críticas.

"El año pasado fue el episodio 1, este año el episodio 2 y el próximo será el 3", dijo con humor Frémaux al recordar que en 2017 sí hubo dos películas de Netflix en competición pero que durante el transcurso del festival el consejo de administración recordó la obligación de pasar por salas y se anunció el cambio aplicado a partir del 2018.

LA REACCIÓN DE NETFLIX

Para esta edición, la plataforma de 'streaming' decidió no presentar ninguna de sus producciones en el festival. Y no solo por la prohibición de la organización de Cannes, sino por una norma de la legislación francesa que prohíbe el visionado de películas en ‘streaming’ hasta haber transcurrido 36 meses desde su proyección en salas.

El cineasta español Pedro Almodóvar fue uno de los primeros en alzar su voz de protesta en contra de las películas producidas por la plataforma de video, diciendo “que no concibe darle premios a films que no se puedan ver en una pantalla grande”.

La propuesta de Netflix continúa siendo crear producciones propias, expandiendo su catálogo de contenido. Además, según la revista “Variety”, se encuentran en negociaciones con los realizadores de “Todos lo saben”, película protagonizada por Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín, que curiosamente es el filme que inauguró el Festival de Cannes 2018.

Por más que traten de minimizar la polémica, el futuro de esta disputa continúa siendo incierto, pero se espera que llegue a buen puerto, tal como ha sucedido con los eventos de premiación del cine comercial.

En 2018, “Ícaro” documental de Netflix, fue la primera producción de la plataforma de video en hacerse con una estatuilla de la Academia de Hollywood. Las formas de hacer cine han cambiado, ¿es hora de que los festivales de premiación también lo hagan?

¿Qué opinas?