Santiago Pillado-Matheu estuvo a cargo de la musicalización de "La revolución y la tierra". | Fuente: Facebook

Si de algo no cabe duda, es que “La revolución y la tierra”, dirigido por Gonzalo Benavente, ha convocado más de un comentario entusiasta por parte del público, el cual no ha tenido molestia en colocarlo como el documental más visto en la historia del cine peruano. Tamaña concurrencia se debe, por supuesto, al tema controversial que trata —la Reforma Agraria y sus consecuencias sobre la sociedad peruana—, pero también a la suma de talentos que han contribuido a su realización.

Uno de ellos, precisamente, es Santiago Pillado-Matheu, quien estuvo a cargo de la musicalización del documental y que, en entrevista con RPP Noticias, se confiesa un fascinado por crear atmósferas sonoras a partir de épocas, espacios o situaciones. Una propuesta que se remonta a la creación de El Hombre Misterioso, banda de rock de la que forma parte desde el 2002, y que se ha expresado también en “La realidad ausente”, una instalación sonora de 2015 en la que hizo posible injertar los sonidos de los difíciles años ochenta del Perú en los oídos de sus espectadores.

En el caso de “La revolución y la tierra”, su apuesta pasó por trasladar el sonido de la tierra a lo largo de las casi dos horas de metraje del documental. Frente a la agilidad de las imágenes, marcadas por los testimonios y el archivo filmográfico, Pillado-Matheu propuso una música caracterizada por las pausas, las piezas de larga duración y ciertos elementos que reflejen una sensación de repetición, como los tambores que suenan con un efecto de delay en distintos momentos de la cinta. “Si hablamos del título, la revolución está en las imágenes y quizá la tierra va por debajo en la música”, señaló a RPP Noticias.

MÚSICA SIN TIEMPO

En el 2017, el director Gonzalo Benavente y el editor ‘Chino’ Pinto buscaron a Pillado-Matheu para que se hiciera cargo de la musicalización de “La revolución y la tierra”. Santiago, sin embargo, les pidió un tiempo que le fue concedido y, ya una vez con el documental en marcha, les propuso una música que suene atemporal, desligada del periodo que se proponían retratar. “Yo primero le hice [a Gonzalo Benavente] la propuesta verbal de incorporar elementos atemporales y mezclar música electrónica y texturas contemporáneas con algunos elementos de música andina para que la música en general funcione como si fuera la tierra”, señaló a RPP Noticias.

De allí que, en escenas donde aparece el expresidente John F. Kennedy, por ejemplo, suene una suerte de tecno, o que la música no esté ligada a un estilo en particular. “El proceso, en mi caso, fue tratar de asociar finalmente lo que para mí es la tierra y cómo los pueblos indígenas de casi todo el mundo, que han sido conquistados, son los dueños de los verdaderos saberes”, indicó el músico. Para lograr ese efecto, privilegió algunos loops propios de la tierra, como el acto de cavar y enterrar. Y, asimismo, buscó “canciones más triperas, más espaciadas, más lentas, pues la película va rápido, pero el soundtrack va bien lento: funciona para balancear y ayudar a conectar cosas, acompañando por debajo sin competir con la cinta”. Después de todo, en un documental como este lo más importante pasa por los testimonios. La musicalización es una corriente subterránea.

OTROS PROYECTOS

A Santiago Pillado-Matheu, ganador del premio Iberescena-Ibermúsicas 2014, no le cuesta aceptar que la música compuesta para “La revolución y la tierra” guarda relación con el resto de los proyectos en los que se encuentra involucrado. “Para mí, hay una conexión entre El Hombre Misterioso y el trabajo que hago aparte. El estilo lo pondría dentro del rock, aunque no creo mucho en los estilos, la verdad. La música es música: los géneros los ponemos nosotros y terminamos cerrando las puertas. Sí creo que tratamos de hacer música más tripera [en El Hombre Misterioso]. Tratamos de ser hipnóticos de alguna manera”.

Y esta inclinación musical también se traduce en el disco de Sanken Rei que produce actualmente junto a su esposa Mariana Tschudi, basado en las funciones del concierto audiovisual que ambos realizaron en junio de 2018. Además de este proyecto, el también baterista adelantó para RPP Noticias que trabaja en un documental junto al poeta Diego Otero y el diseñador gráfico ‘Goster’, titulado “The Sound Of Periferia”. Por otro lado, confesó su afición por el jazzista Coleman Hawkins, al que sigue desde Spotify, plataforma en la que ya está disponible todo el soundtrack de "La revolución y la tierra".

¿Qué opinas?