El Consejo Consultivo de Niños y Niñas de Muñoz

Los niños y niñas también se ven afectados por los problemas de la ciudad, tienen su propio punto de vista sobre qué debe cambiar y cómo quieren vivir. Su participación en el diseño de las políticas públicas no es una ilusión, existe, está contemplada en la norma y el alcalde Muñoz la puso en práctica durante su gestión en Miraflores, esperamos la promueva en Lima Metropolitana.

El actual alcalde de Lima, Jorge Muñoz, fue por dos periodos consecutivos alcalde de Miraflores en donde organizó un Consejo Consultivo de Niños y Niñas- CCONNA, integrado por 14 miembros de apenas 7 a 11 años. Fue uno de los primeros CCONNA constituidos a través de ordenanza, tras el impulso a la política nacional de promoción de la participación infantil que compromete al gobierno nacional y gobiernos subnacionales a conformar estos Consejos. Dicha política es parte de los planes nacionales de acción por la infancia y actualmente se ha convertido en el resultado esperado n.° 18 que dice: Niñas, niños y adolescentes participan en el ciclo de políticas públicas que les involucran o interesan.

 CCONNA de Miraflores
CCONNA de Miraflores | Fuente: Municipalidad de Miraflores

Ahora le corresponde a Muñoz como alcalde metropolitano actuar en consecuencia y fortalecer el CCONNA Lima para así gobernar no solo con los ciudadanos adultos, sino también con niños, niñas y jóvenes. Jorge Muñoz conoce los beneficios de un gobierno con los niños y niñas. Una memorable audiencia de junio del 2016 fue un hito en la historia del CCONNA Miraflores, cuando reunido con niños y niñas de las instituciones educativas públicas y privadas del distrito suscribió un acta que recoge las propuestas alcanzadas por los representantes escolares preocupados principalmente por la contaminación, el transporte y la ampliación de espacios de recreación, tres demandas sentidas entre niños y niñas de toda la ciudad.

¿Qué hizo especial a este CCONNA? La gestión de Muñoz se adscribió al proyecto “La ciudad de los niños” del célebre maestro psicopedagogo italiano Francesco Tonucci. Frato, como se hace llamar, es un incansable defensor del derecho de los niños y niñas a la ciudad, pero no desde una perspectiva adultocéntrica en la cual los adultos asumimos lo que es mejor para todos, sino profundamente democrática, desde la cual la participación de los niños y niñas no es decorativa ni manipulable, sino que es una participación protagónica y por lo tanto es política. Es muy simple, los niños y niñas tienen un punto de vista de lo que les afecta, saben cómo les afecta y tienen la capacidad para proponer soluciones que transformen su realidad.

Es cierto que a la mayoría de los ciudadanos adultos no nos importa la opinión de los niños y niñas, menos aun cuando se trata de asuntos “serios” de la política, pero ellos y ellas padecen los problemas de la ciudad de la misma forma que los adultos y aún más. En una intervención magistral, en esa audiencia en junio 2016 Salvatore de 10 años dijo: “Si Miraflores es una ciudad con los niños, será una ciudad sostenible”. Si nuestro alcalde tomó en serio esta afirmación, seguro impulsará con firmeza el CCONNA de Lima Metropolitana para rodearse de niños y niñas de diversas situaciones y ubicaciones para lograr representatividad: escolares, con discapacidad, trabajadores, en situación de calle, del centro y de las periferias, entre otros. Y con ello hacer posible una gestión democrática y exitosa. Parafraseando a Salvatore: “Si Lima es una ciudad con los niños y niñas, será una ciudad sostenible”.

 

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.