Joaquín Lavado, "Quino", el "padre" de Mafalda, celebró sus 80 años recién cumplidos rodeado de admiradores en la Feria del Libro Infantil de Buenos Aires, donde confesó que parece que no hubiera pasado el tiempo por su personaje porque los problemas del mundo son "los mismos o más agudos".

"Lamentablemente, parece que no hubiera pasado el tiempo por ella. Los problemas son los mismos, un poco más agudos ahora", explicó Quino, que celebró el día 17 su 80 cumpleaños en Mendoza, su ciudad natal, unos 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires, rodeado de familiares y amigos.

"Yo creo que Mafalda opinaría lo mismo hoy que antes. Yo releo mis tiras y me parece que estuvieran dibujadas hoy", agregó el creador de esta niña rebelde, preocupada por los problemas del mundo, que protagonizó la popular historieta entre 1964 y 1973.

Si retomara el lápiz, le gustaría crear algo "totalmente distinto", aunque es algo "muy difícil", admitió, si bien reconoció que sus fuentes de inspiración son las mismas que cuando creó a Mafalda.

"Me inspira lo que me ha inspirado siempre: la naturaleza humana, el mundo que nos rodea, y esas reacciones que tiene la gente frente a la política, el espectáculo, el arte, todo", explicó.

Aunque recuerda que cuando dibujó a Mafalda estaba rodeado de niños porque "tenía una pila de sobrinos, muy chiquititos" y asegura que ahora no conoce a los niños, Quino no oculta su emoción al encontrarse con sus admiradores más jóvenes.

"La verdad es que me emociona mucho encontrarme con este público tan pequeñito y tan entusiasta. Sin duda los padres los trajeron, desde luego, pero tampoco se compran ellos solos los libros", bromeó.

"Creo que Mafalda estaría más horrorizada hoy de cómo esta el mundo. Me parece que se querría bajar del mundo mucho más que antes", aseguró.

EFE

Sepa más: