En Estados Unidos se trabaja 40 horas semanales, en Argentina unas 48 horas, en Australia 40 horas, y en Suiza 45 horas. | Fuente: ANDINA

La jornada laboral de 40 horas en Chile está a unos pasos de ser realidad. Ayer la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, presentado por las diputadas del Partido Comunista, Camila Vallejo y Karol Cariola.

Menos horas laborales

La iniciativa legal ha sido criticada en su conjunto por el Gobierno de Sebastián Piñera desde que fue presentado en marzo del 2017. La jornada laboral ya había sido recortada en el vecino país del sur en el 2005, al pasar de 48 a 45 horas, en esa oportunidad los gremios empresariales también cuestionaron la propuesta. 

Ahora la propuesta deberá recibir luz verde en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados para ser elevada al Senado donde tendrá que debatirse y aprobarse.

El proyecto que busca mejorar la calidad de vida de los trabajadores chilenos, al lograr que laboren cinco horas menos a la semana, es decir 8 horas diarias durante 5 días a la semana, recibiendo el mismo sueldo.

El documento explica que “diversos estudios sobre la materia señalan que países con jornadas laborales menos extensas, tienen una mayor productividad que aquellos en los cuales trabajan una cantidad de horas mayor”.

En Perú ¿podría rebajarse la jornada?

Según el socio del Estudio Muñiz, César Puntriano, una medida similar en el país es inviable debido a que son realidades distintas. Puntualizó que la Constitución Política de 1979 recogía ya la jornada laboral máxima de 48 horas.

"Es una realidad distinta sería irresponsable importar una idea que se pretende aplicar a un país con un índice de desarrollo distinto a una realidad diferente", comentó.

El laboralista explicó que Chile es un país casi desarrollado cuya productividad laboral del trabajador triplica la productividad laboral del trabajador peruano.

"Su informalidad está en el 30% mientras que en el Perú supera el 70%. No somos comparables", agregó.

Añadió que a nivel nacional los trabajadores que laboran 40 horas a la semana son  quienes realizan tareas administrativas de oficina. 

"La mayoría de empresas en el Perú son micro y pequeñas empresas que están concentradas en el sector manufactura, servicios y éstas tienen jornada de 48 horas semanales", sostuvo el abogado.

Existen alternativas

Por su parte, Brian Ávalos, laboralista del estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez Abogados, señaló al diario Gestión, que el marco normativo peruano permite establecer una jornada de cuatro días a la semana tomando en cuenta dos escenarios.

1. Cuando el negocio empienza a operar. En este caso, el empleador puede establecer de manera verbal o escrita cuántos días será la jornada semanal.

2. Con los "horarios de verano" y el teletrabajo o "home office", que en el Perú está regulado y que permite que el colaborador realice sus funciones fuera de la oficina.

“Las empresas deberían analizar estas nuevas propuestas en relación a sus actividades y ver cómo pueden ayudar para que sus trabajadores puedan conciliar el trabajo con la vida personal, a la vez que también son más productivos y las empresas generan ahorros”, recomendó.

¿Qué opinas?