Afirman que situación de España es distinta a la de hace un año

Luis De Guindos, ministro de Economía de España afirmó que su país tiene "un sistema financiero mucho más solido, mucho más solvente que el que teníamos hace un año.
AFP

El ministro español de Economía, Luis De Guindos, afirmó hoy en Moscú que la situación económica de España en la actualidad no puede compararse con la de hace un año.

"La situación hoy no tiene nada que ver con la de hace un año", cuando "existían dudas sobre lo que era el sistema financiero español", dijo el ministro en un encuentro con la prensa española en la capital rusa, donde asiste a la reunión ministerial del G20.

El ministros sostuvo que España tiene "un sistema financiero mucho más solido, mucho más solvente que el que teníamos hace un año y esa es una de las bases de la esperanza de la recuperación de la economía española".

"Creo que el sistema financiero español ha llevado a cabo un proceso de transparencia e introducción de luz y taquígrafos como no lo ha hecho ningún sistema financiero europeo", remarcó.

El ministro defendió la política de austeridad y recortes presupuestarios aplicada por el Gobierno de Mariano Rajoy, que calificó de inevitable.

"No se puede hablar de los fracasos de la política de austeridad. De lo que se tiene que hablar es de la necesaria adaptación de la política presupuestaria y de reducción del déficit público a lo que son las circunstancias", dijo.

El titular de Economía sostuvo al mismo tiempo que la política de reducción del déficit público tiene que ajustarse de alguna forma a lo que está siendo una "evolución cíclica peor de lo esperado".

Pese a los "malos datos", de Guindos expresó la confianza en que la Unión Europea recupere las tasas de crecimiento ya en el próximo semestre e indicó que la caída del Producto Interior Bruto (PIB) en un 0,6 por ciento en la eurozona es "mayor de lo que estaba inicialmente previsto y de alguna forma pone de manifiesto que la desaceleración económica y la recesión se ha extendido al conjunto de la zona euro".

Estos "malos datos", dijo el ministro, reflejan que "vamos todos en el mismo barco y todos los pasajeros, tengan billete de primera o de segunda, están en el mismo barco".

De Guindos se mostró optimista respecto del euro y descalificó las especulaciones sobre una eventual "guerra de divisas", término que le parece "absolutamente exagerando y fuera de lugar".

Los actuales niveles del euro, según el ministro, "no suponen una sobrevaloración importante con respecto a la media de los últimos años".

En cuanto a la apreciación de aproximadamente un 4 por ciento del tipo de cambio efectivo nominal del euro desde agosto pasado, De Guindos indicó que también tiene que ver "con la vuelta de la confianza" en la eurozona.

Al mismo tiempo, advirtió de la necesidad de "evitar una volatilidad excesiva" de la moneda europea.

También fue moderadamente optimista al evaluar la economía mundial en su conjunto.

"El sabor es agridulce, por decirlo de algún modo: los datos de Estados Unidos revelan que la economía americana sigue creciendo, y también los datos de las economías emergentes son mejores que los que teníamos hace seis meses", dijo.

Según De Guindos, "las tensiones financieras en el mundo se han aliviado" y "prácticamente en todos los mercados" la evolución de las bolsas de valores ha sido positiva.

Destacó también que la evolución de los tipos de interés "muestra que ha habido una búsqueda de riesgo por parte de los inversores".

Todo ello indica, resumió, que "se percibe, o se va a percibir, una mejora de la situación internacional".

EFE