Foto: Efe
La Bolsa de Nueva York cerró la primera sesión de la semana prácticamente sin cambios en su principal índice, el Dow Jones de Industriales, aunque el mercado Nasdaq terminó con un descenso del 0,28 por ciento.

Ese indicador bursátil, la principal referencia de Wall Street, avanzó hoy 0,75 puntos y terminó en 11.205,03 unidades, lo que supone una variación que apenas roza el 0,01%, mientras que el selectivo S&P 500 descendió el 0,43%, al bajar 5,23 enteros y terminar en 1.212,05 puntos.

Por su parte, el mercado electrónico Nasdaq, que también tiene su sede en Nueva York, bajó 7,20 unidades y cerró en 2.522,95 enteros, lo que supone un descenso del 0,28%.

Esta tendencia poco clara en Wall Street tuvo lugar después de que se conocieran algunos resultados empresariales que dieron muestra de que las empresas estadounidenses se recuperan ya de la recesión, pero también después de que se conociera la decisión del Gobierno de vender su participación en Citigroup.

Una de las compañías que presentó hoy resultados y que sorprendió gratamente con ellos a los analistas fue Caterpillar, que cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 233 millones de dólares (36 centavos por acción), frente a pérdidas de 112 millones en el mismo periodo de 2009.

Esta empresa, el mayor fabricante de maquinaria pesada del mundo, logró con ello subir el 4,17% y lideró los avances entre el grupo de componentes del Dow Jones que cerró al alza (16 de 30), seguido ya muy de lejos por DuPont (1,82%), General Electric (1,21%), 3M (0,99%), Walt Disney (0,68%), HP (0,67%), Procter & Gamble (0,63%), IBM (0,57%) y Microsoft (0,48%)

En el extremo opuesto de los componentes del Dow Jones quedaron las entidades financieras que lo integran: Travelers (-2,74%), JP Morgan Chase (-2,34%), Bank of America (-2,06%) y American Express (-1,89%).

Estos descensos del sector financiero, que en conjunto lideró los retrocesos en Wall Street con una bajada del 0,95%, se vieron alimentados por la decisión del Departamento del Tesoro de vender hasta 1.500 millones de acciones que posee en Citigroup, dentro de un plan para deshacerse del 27% de participación que tiene en ese banco, uno de los más afectados por la crisis hipotecaria.

Los títulos de Citigroup, que ya no pertenece al Dow Jones, bajaron hoy un 5,14% y cerraron a 4,61 dólares una sesión en la que la deuda pública bajó de precio y la rentabilidad de sus bonos a 10 años alcanzó el 3,80%, mientras que el euro se cambiaba a 1,3369 dólares.

También fuera del Dow Jones, las acciones de Hertz, la mayor empresa de alquiler de vehículos del mundo, subieron el 14,05% y terminaron a 14,69 dólares, después de anunciar que alcanzó un acuerdo para hacerse con su competidora Dollar Thrifty, que se apreció un 10,86% hasta los 43,07 dólares por acción.

A la noticia de esta operación, valorada en unos 1.200 millones de dólares y que se entiende como un indicador más de que las empresas estadounidenses están recuperando el pulso, se sumó la presentación de resultados por parte de Hertz.

La compañía recortó sus pérdidas un 8% interanual en el primer trimestre del año, hasta 150,4 millones de dólares (37 centavos por acción), al tiempo que su facturación aumentó el 6% hasta los 1.661 millones de dólares.

-EFE