Brasileña Petrobras planea dejar Perú y pone a la venta lotes de gas

Empresa prevé deshacerse de inversiones por US$ 14.800 millones en varias partes del mundo hasta el 2016, para concentrarse en la explotación de sus enormes reservas en Brasil.
Foto referencial

La petrolera Petrobras planea salir de Perú y ha puesto a la venta sus activos en el país andino, como parte de un plan de desinversiones fuera de Brasil para concentrarse en sus proyectos locales, dijeron fuentes empresariales y gubernamentales.

Petrobras opera en el sur de Perú el llamado lote 58, y además tiene una participación de un 46 por ciento en el lote 57, que opera con la española Repsol.

Seis importantes fuentes del sector empresarial y del Gobierno peruano, dijeron a Reuters que la firma brasileña dejaría el Perú. Tres de ellas informaron que Petrobras está ofreciendo sus lotes 57 y 58, ambos vecinos al rico yacimiento de Camisea en la región del Cusco.

Dos de las fuentes dijeron que por el momento no hay una decisión oficial, pero que la empresa camina hacia una salida de Perú y que la venta de sus activos demoraría algunos meses.

"Petrobras se está yendo totalmente del país (...) están ofreciendo sus lotes que tienen cerca de Camisea y otro de petróleo que tiene en el norte", dijo una fuente empresarial que solicitó no ser identificada.

Un representante de la empresa en Brasil no quiso comentar la venta de sus negocios en Perú.

"Petrobras no discute de sus planes específicos de ventas de activos y en el caso de una venta solamente la haría pública cuando esté terminada", dijo un portavoz de la firma en Brasil.

La empresa prevé deshacerse de inversiones por unos 14.800 millones de dólares en varias partes del mundo hasta el 2016, para concentrarse en la explotación de sus enormes reservas costa afuera en Brasil.

Las desinversiones son clave para la petrolera, que tiene previsto un gasto de capital de 237.000 millones de dólares hasta 2017, en lo que se considera el mayor plan de inversión de una empresa en el mundo.

De otro lado, la petrolera ha tenido dificultades para elevar su producción en Brasil y la importación de derivados para abastecer la demanda local ha golpeado sus ganancias desde hace varios trimestres.

"Petrobras está vendiendo su participación en el lote 57 que comparte con Repsol y el lote 58. Sabemos que inclusive se está dando la presentación de ofertas y están evaluando las ofertas para el lote 57", dijo una alta fuente del Gobierno peruano vinculada al sector.

Para el lote 58, el proceso de venta está más retrasado porque la empresa necesita seguir perforando para encontrar más reservas y aumentar el valor del yacimiento, agregó la fuente.

Cada lote tiene reservas probadas por 2 billones de pies cúbicos de gas, aunque el año pasado el entonces gerente de Petrobras en Perú, Pedro Grijalba, dijo que la compañía esperaba encontrar en ambos lotes entre 8 billones y 10 billones de pies cúbicos.

La empresa además explota un pequeño lote de petróleo en la región norteña de Piura, que tendría un menor valor comparado con los lotes cercanos a Camisea, dijo la fuente.

TERCERA EN DEJAR PERU

Si Petrobras sale de Perú, sería la tercera empresa extranjera de petróleo en abandonar el país desde el año pasado.

La estadounidense ConocoPhillips dejó dos lotes de exploración en octubre del año pasado como parte de un plan estratégico de la firma para reducir activos fuera del país.

En septiembre de 2012, la canadiense Talismán Energy Inc abandonó su tarea de producir petróleo en la selva peruana, aunque su bombeo era marginal.

Este año la anglo-holandesa Shell regresó a Perú después de más de una década con la compra de la participación que Repsol tenía en el negocio de gas natural licuado en el país sudamericano.

El retiro de Petrobras requerirá un esfuerzo adicional del presidente peruano Ollanta Humala para captar inversiones, con las que espera elevar la producción de petróleo y gas natural.

Petrobras planea vender sus campos de crudo en Argentina, Africa, Japón y Estados Unidos para captar fondos y financiar sus planes de exploración y explotación dentro de Brasil.

Este programa le ayudaría a elevar las reservas de petróleo en Brasil e impulsar la producción de Petrobras a unos 5 millones de barriles por día al 2020.

REUTERS