Comisario UE cree que TLC con Colombia y Perú impulsará protección social

El funcionario acudió a la Comisión de Comercio Internacional del PE para intercambiar puntos de vista sobre el acuerdo comercial que la UE y Colombia y Perú acabaron de negociar.
Foto Andina
El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, aseguró hoy en la Eurocámara que el tratado de libre comercio (TLC) negociado con Colombia y Perú es "excelente para la UE", y que será un "incentivo" para desarrollar la protección social y contribuir al alivio de la pobreza en esos países.

El comisario acudió hoy a la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo para intercambiar puntos de vista sobre el tratado de libre comercio que la UE y Colombia y Perú acabaron de negociar recientemente, en especial ante las preocupaciones expresadas por algunos eurodiputados y ONG por la situación de los derechos humanos en Colombia.

Para De Gucht, la situación de los derechos humanos ha mejorado en Colombia en los últimos años y, "aunque aún dista de ser perfecta", los esfuerzos realizados "merecen nuestro apoyo".

"El diálogo, el escrutinio, es la mejor manera de promover los derechos humanos en Colombia", aseguró, y señaló que, si esto no se consiguiera, el tratado prevé su suspensión unilateral.

"Si se compara con acuerdos precedentes, el umbral para la suspensión unilateral está mucho más bajo", sentenció.

Indicó que el Gobierno de Álvaro Uribe aplicó en agosto de 2009 "medidas clave" para poner en marcha recomendaciones de órganos internacionales en materia de derechos humanos.

"Es palpable que en el país desean asumir estos efectos. Nos lo hemos tomado como un compromiso serio", enfatizó y afirmó que "todo lo dicho de Colombia se puede aplicar a Perú".

El comisario explicó, por otro lado, que se reducirá el arancel al banano andino hasta los 75 euros por tonelada en diez años (actualmente se sitúa en los 176 euros por tonelada), y que se han establecido cuotas para sus exportaciones de azúcar en 62.000 toneladas para Colombia y 26.000 toneladas para Perú.

Agregó que esas cantidades de azúcar se limitan a menos del 1% del consumo total europeo de ese producto, y que la carne de vacuno, el arroz y el maíz (que no estaban incluidos en el sistema generalizado de preferencias SGP+) procedentes de esos países también tendrán un mejor acceso a la UE.

En concreto, la carne de vacuno y de cerdo representarán una cuota del 0,1% del mercado europeo.

Asimismo, apuntó que el acuerdo afecta también a los servicios, los contratos públicos y el sector manufacturero.

Incluye además normas de protección social y medioambiental y un "ambicioso" capítulo sobre comercio y desarrollo sostenible, una "plataforma para mejorar las leyes laborales y medioambientales", que incluye puntos para la "aplicación eficaz de esas normativas y de los convenios internacionales", indicó el comisario.

"El seguimiento de estos compromisos se hará de manera eficaz y transparente, también con la sociedad civil", apostilló.

De Gucht recordó que el tratado "respeta a otros estados de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y les permite sumarse al acuerdo" si así lo desean, en referencia a Ecuador y Bolivia, a quienes "queremos dejar las puertas abiertas".

Garantizó que el tratado también es positivo para las exportaciones europeas de leche en polvo, queso o cereales, y señaló que los productos manufacturados accederán al mercado andino sin arancel en diez años.

El acuerdo deberá aún deberá ser respaldado por la Eurocámara, donde el grupo mayoritario, el conservador Partido Popular Europeo, ya ha ofrecido su apoyo "sin fisuras", según anunció en el debate su representante José Ignacio Salafranca.

El eurodiputado socialista Emilio Menéndez aludió a los "errores y horrores" cometidos por Colombia, pero valoró los avances llevados a cabo por Bogotá en materia de derechos humanos y dio también su apoyo al tratado, hacia el que Los Verdes aún mantienen reticencias y que no es respaldado por Izquierda Unitaria.

El embajador colombiano en Bruselas, Carlos Holmes Trujillo, se declaró "satisfecho" al término de la sesión y aseguró que sirvió para "dilucidar muchas inquietudes que existían".

Destacó el "gran respaldo con que cuenta el acuerdo que se está terminando de negociar con la UE", y que Colombia está dando a conocer al Parlamento Europeo sus esfuerzos y progresos "reconocidos por los organismos multilaterales". EFE