Conflictos sociales son la principal preocupación de inversionistas

De acuerdo a estudio de Capeco el 70% de ejecutivos de empresas considera que estos hechos son un riesgo para las inversiones.
Noticias Cajamarca

Los conflictos sociales que actualmente se desarrollan en distintas partes del país, son la principal preocupación de los empresarios para llevar adelante las inversiones que el país necesita, sobre todo en infraestructura, aseguró la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco).

“En relación con la prolongación e intensificación de los conflictos sociales, estos son un factor de riesgo importante en el desempeño de la inversión. Hemos identificado que más del 70% de ejecutivos de empresas muestran preocupación por el efecto negativo que tiene sobre las inversiones”, dijo Ernesto Tejeda, miembro del Comité de Infraestructura de Capeco.

En ese sentido, señaló que es importante invertir en la comunicación de los procesos de inversión para reducir la resistencia social, además de trabajar articuladamente con la población. “Se debe realizar campañas de comunicación efectivas para crear contextos favorables a la ejecución de los proyectos”, añadió. 

Además, Tejeda sostuvo que el Gobierno debe concluir las definiciones faltantes en la reglamentación de la ley de consulta previa, recientemente aprobada, pues aún existen vacíos que generan incertidumbre sobre el efecto de la Ley.

Para reducir la conflictividad, Capeco propone crear una metodología que permita mejorar y estandarizar la elaboración de los actuales planes de desarrollo regional y que estos se realicen en un contexto de coordinación multisectorial.

La propuesta incluye delimitar detalladamente las funciones de cada nivel del Gobierno en la ejecución de proyectos de inversión según sector económico, así como difundir las oportunidades para realizar proyectos de mayor envergadura a través de la coordinación con otros gobiernos locales o regionales.

“Se debe permitir y promover el diseño de concursos que contengan la ejecución de varias obras de menor envergadura, de tal manera que el paquete resulte atractivo a empresas serias que garanticen su correcta ejecución”, precisó Tejeda.