Cristina Kirchner designa nueva titular del Banco Central argentino

La economista Mercedes Marcó del Pont reemplazará a Martín Redrado, quien fue destituido por la mandataria argentina.
Foto: EFE

La presidenta argentina Cristina Kirchner anunció este la designación de la economista Mercedes Marcó del Pont al frente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), tras una crisis institucional en la que fue destituido su titular de los últimos seis años.

"He decidido designar como presidenta del Banco Central a la licenciada Mercedes Marcó del Pont, una funcionaria muy importante que ha cumplido un rol más que destacado frente al Banco Nación (BN)", indicó la mandataria.

La ex diputada por el oficialista Frente para la Victoria (50 años), venía desempeñandose desde enero de 2008 al frente de estatal BN, la entidad bancaria más importante del país sudamericano.

Marcó del Pont reemplaza a Martín Redrado, cuya destitución fue ratificada este miércoles por decreto de Kirchner, tras recibir el martes un informe negativo de una comisión legislativa sobre el desempeño del ex funcionario.

Graduada en 1982 en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (pública), tiene un Master en Desarrollo Económico en la Universidad de Yale (EEUU) y es directora de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE) desde 1991.

Marcó del Pont no viene del peronismo gobernante, sino del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), el partido que fundaron en 1964 su tío Rogelio Frigerio y el ex presidente Arturo Frondizi (1958/62), donde militó en su juventud.

Como diputada defendió la cancelación con parte de las reservas del BCRA de la deuda de 9.500 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2006, durante el gobierno de Néstor Kirchner (2003/2007), esposo de la actual mandataria.

Precisamente, el uso de reservas para pagar deuda pública fue el detonante de la crisis institucional de los últimos 30 días, originada en la negativa de Redrado a conformar un fondo de USD 6.569 millones para ese fin.

La mandataria lo despidió el 7 de enero con un decreto de necesidad y urgencia, pero el entonces funcionario logró que una jueza lo restituyera en el cargo, aunque un fallo en segunda instancia no lo confirmó en su función.

Redrado defendió su posición argumentando que el Banco Central es una entidad autónoma y que la presidenta no puede destituir a su titular sin acuerdo del Congreso.

"Es facultad del Poder Ejecutivo remover al presidente del Banco Central, es facultad exclusiva y propia del jefe de Estado", volvió a insistir Kirchner en la rueda de prensa y sostuvo que "hay un excesivo ritualismo que es utilizado como un instrumento para obstruir más que para colaborar con las instituciones".

Finalmente, la oposición logró que el "caso Redrado" llegara al Congreso, pero una comisión bicameral especial dio la noche del martes un dictamen adverso para el ex titular del emisor por dos votos contra uno.

AFP