EEUU: Ejecutivos ganan 380 veces más que empleados

Funcionarios de más alto rango recibieron un promedio de US$ 12,9 millones en compensación monetaria durante 2011, un incremento del 14 % sobre el año anterior.

Los ejecutivos de las mayores empresas de Estados Unidos percibieron el año pasado remuneraciones y compensaciones que son 380 veces mayores que los sueldos promedio de los trabajadores, indicó hoy la central sindical AFL-CIO.

Los funcionarios de más alto rango en las compañías que forman el índice Standard and Poor de 500 acciones "recibieron un promedio de 12,9 millones de dólares en compensación monetaria durante 2011, un incremento del 14 % sobre el año anterior", añadió el comunicado.

La Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés) puso en marcha hoy un banco de datos en línea llamado PayWatch Ejecutivo (http://www.paywatch.org/) que permite la comparación de las remuneraciones de los ejecutivos más poderosos con los salarios promedios de trabajadores como enfermeras, maestros, bomberos y otras profesiones.

"Las ganancias astronómicas de los ejecutivos se apoyan en la falsa idea que el éxito de una corporación se debe al genio de un ejecutivo", dijo el presidente de la AFL-CIO, Richard Trumka.

"En realidad, todos los empleados crean valor y los niveles salariales de los ejecutivos deberían estar más en línea con la estructura salarial del resto de empleados de la compañía".

Trumka indicó que este es el segundo año consecutivo que incrementó el pago a los ejecutivos, después de un incremento del 23% en el 2010.

En el mismo período, la paga promedio para los trabajadores comunes fue de 34,000 dólares, con un aumento del 2,8% que apenas bordea la tasa de inflación.

Trumka agregó que PayWatch tendrá nueva información como los datos que exponen el crecimiento en las reservas monetarias de las grandes empresas, que han llegado a un récord de 2,2 billones de dólares para las firmas estadounidenses, mientras que las reservas monetarias de los bancos acumularon 1,5 billones de dólares.

EFE