Escocia enfrentaría una depresión en su economía de ganar el ´sí´

Si se abandonaría la libra esterlina se tendría que adoptar una nueva moneda que iniciaría su presentación mundial con una enorme devaluación que deprimiría su economía por largos años.

De ganar el "sí" en el referendo con el que Escocia busca independizarse del Reino Unido determinaría de inmediato que ese país deje de pertenecer a la Unión Europea (UE), el principal mercado para sus exportaciones de servicios financieros y de bienes petrolíferos, gasíferos y bebidas alcohólicas (whisky).

La consultora Maximixe indicó que según Alan Greenspan (ex Fed) y Robert Zoellick (ex Banco Mundial) la independización es sinónimo de un error económico para Escocia.

"Además del dilema de la divisa, pues aún no queda claro si se mantendría o no la libra esterlina como moneda; si se optara por respetar la libra esterlina la política monetaria quedaría subyugada a las decisiones del Banco de Inglaterra con el gran problema que los movimientos de las tasas de interés podrían no coincidir con el ciclo económico escocés", agregó la consultora.

Sin embargo, si se decidiera abandonar la libra esterlina se tendría que adoptar una nueva moneda (descartado el euro debido a su exclusión de la UE) que iniciaría su presentación mundial con una enorme devaluación que podría deprimir su economía por largos años.