"Establecer sueldos mínimos diferenciados ayudaría a la formalidad laboral"

El abogado laboralista Ricardo Herrera planteó diferenciar los sueldos de acuerdo al tamaño de las empresas, a fin de disminuir la informalidad en los empleos.

El abogado laboralista Ricardo Herrera dijo que una de las principales razones de la alta informalidad laboral en el Perú se debe al monto de la remuneración mínima vital, subida recientemente a 930 soles.

En el programa Conexión de RPP Noticias indicó que esto afecta con mayor gravedad a la microempresa, cuyo porcentaje de trabajadores fuera de planilla llega al 92%.

"La razón principal por la que los pequeños empresarios tienen a su gente fuera de planilla, además de la idiosincrasia y de los costos de las transacciones tributarias o municipales (...) es el monto de la remuneración mínima vital. (...) hay que ser realistas, si con 850 soles, el (sueldo) mínimo hasta marzo no se pudo mejorar en índice de formalidad laboral en las empresas, va a ser imposible con 950 soles", señaló Herrera.

Según datos de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) el promedio de trabajadores informales en el Perú llega al 70%, un porcentaje considerablemente superior al 55% estimado como el promedio de la informalidad en América Latina.

Además, en el Perú, el empleo informal entre jóvenes de 15 a 19 años alcanza el 78%; es decir que 8 de cada 10 jóvenes en el país trabajan sin beneficios laborales.

Sueldo diferenciado

Herrera planteó diferenciar los sueldos de acuerdo al tamaño de las empresas como una salida para disminuir la informalidad en los empleos.

Indicó que la ley de pequeñas y medianas empresas (Pymes) tiene prevista la posibilidad de aplicar sueldos diferenciados con la intervención y regulación del Consejo Nacional del Trabajo.

Dijo que esta medida debería aplicarse principalmente en la microempresa. "Son empresas que viven en economía de subsistencia, sus márgenes de rentabilidad y de productividad son bajos y hace que no puedan cubrir el costo laboral", explicó.

"Si establecemos un mínimo vital diferenciado por tamaño de empresa, uno para pymes y otra para mediana y gran empresa, que creo que si pueden absorber el impacto del nuevo (sueldo) mínimo, podríamos ayudar a la formalidad laboral", señaló.