FMI otorga mayor poder a países emergentes

El reparto se calcula a través de las cuotas de cada nación al organismo internacional. Además, se mide la apertura económica y el producto interior bruto de un país.
Foto: EFE

El Consejo Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó este sábado una nueva fórmula para el reparto de poder en el organismo, que otorga a España el 2% del voto total, la cifra que reclamaba el Gobierno español.

Con la reforma de la ecuación aprobada este sábado, se concede un mayor peso a las naciones emergentes, en cumplimiento del compromiso alcanzado en la reunión de Ministros de Economía del G20 celebrada hace dos semanas en Corea del Sur.

El gran ganador es China que, con su reciente alza económica mundial, se convierte en el tercer país más influyente del FMI. El gigante asiático se posiciona ahora únicamente por detrás de Estados Unidos y Japón, y aventaja en poder a Alemania, Francia y el Reino Unido, que antes estaban por delante.

El reparto de poder en el FMI depende de la economía y el PIB de un país. El Gobierno español creía que su cuota se elevaría al 1,7%, según dijo la ministra de Economía, Elena Salgado, durante su visita al FMI el pasado 9 de octubre. Aun así, "estaríamos por debajo de lo que nos correspondería", dijo la ministra. El 2% conseguido es una vieja reivindicación española en el Fondo.