Gazprom espera reanudar mañana el bombeo de gas vía Ucrania

El vicepresidente de Gazprom, Alexander Medvedev, anunció que mañana, "si no hay obstáculos", se reanudará el suministro de gas a través de Ucrania.

El vicepresidente de Gazprom, Alexander Medvedev, anunció que mañana a las 07.00 hora GMT, "si no hay obstáculos" al despliegue de observadores, se reanudará el suministro de gas a través de Ucrania, aunque no pudo precisar en qué momento llegará el combustible a los países europeos afectados por el corte.

"El acuerdo por fin ha sido firmado por todas las partes", ha dicho Medvedev en rueda de prensa tras reunirse con el comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, para sellar lo que parece el pacto definitivo para recuperar el tránsito de gas hacia Europa a través de Ucrania.

La condición para que Rusia vuelva a abrir el grifo del gas es que los observadores europeos estén desplegados en todos los puntos previstos en el documento.

Medvedev aseguró que el día o la hora a la que el gas llegará a los países receptores (principalmente a los más afectados, como Bulgaria y Eslovaquia) depende también de las condiciones de tránsito a través de Ucrania.

Según los expertos, desde que comienza el bombeo en Rusia hasta llegar a Europa suelen pasar unas 36 horas.

El representante de la empresa gasista confió en que la ausencia de suministro durante las pasadas semanas no haya afectado técnicamente a las tuberías.

Según Medvedev, la imagen de Gazprom y de Rusia como fuente de energía fiable no debe resultar dañada por este conflicto, ya que "la reputación no se construye en un año, sino en décadas de suministro de gas a Europa".

Además, insistió en que la responsabilidad de lo ocurrido es de la parte ucraniana, y en que Rusia ha hecho "todo lo posible" por evitar una situación que les ha supuesto hasta el momento pérdidas de 800 millones de dólares.

El responsable de Gazprom aseguró que a partir de ahora tratarán de acelerar los proyectos de gasoductos de "North Stream", o Gasoducto de Europa del Norte (NEGP), que permitirá a Rusia suministrar gas directamente a Europa, por debajo del Mar Báltico hacia Alemania, y de "South Stream", que aspira a unir Rusia con Bulgaria.

"Cuando estos proyectos estén en marcha, no habrá más problemas de suministro" a través de Ucrania, afirmó Medvedev.

El gasoducto "Nabucco" con el que Europa trata de evitar a Rusia desde Asia Central y el Caspio, no tiene sentido para el directivo de Gazprom, ya que, señaló, "no hay gas con el que alimentarlo". EFE