En el caso de los miembros de la OPEP, el recorte es de 0.8 mb/d, que se repartirán por igual entre los países, aunque Libia, Venezuela e Irán quedan exentos del acuerdo, mientras que los países no OPEP reducirán su bombeo en 0.4 mb/d. | Fuente: REUTERS

La OPEP y sus aliados encabezados por Rusia acordaron recortar la producción de petróleo en más barriles de los que esperaba el mercado, pese a la presión del presidente estadounidense Donald Trump para que se reduzcan los precios del crudo.

Menos crudo

El bloque bajará su producción en 800 mil millones de barriles por día (bpd) a partir de enero y sus aliados externos aportarán un recorte adicional de 400 mil millones de bpd, dijo el ministro de Petróleo de Irak, Thamer Ghadhban, al cierre de los dos días de reuniones de la OPEP en Viena.

Arabia Saudita, líder de facto de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), estaba bajo la presión del gobierno estadounidense para que se abstuviera de disminuir el suministro de crudo como una forma de ayudar a la economía global.

Una reducción del bombeo también brindaría apoyo a Irán porque subiría el precio del barril, en medio de los intentos de Washington por ahogar la economía del tercer mayor productor de la OPEP.

"Nunca abordaremos problemas geopolíticos en la OPEP", declaró el ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos, Suhail bin Mohammed al-Mazroui, en una rueda de prensa.

El ministro de energía ruso, Alexander Novak, elogió la capacidad de su homólogo saudí Khalid al-Falih "para encontrar una solución en el escenario más difícil", lo que ponía de manifiesto el apoyo de Rusia.

El recorte será por seis meses a partir de enero, dijo Ghadhban, y el punto de referencia será la producción de octubre. El suministro de la OPEP y de Rusia fue menor en octubre que en noviembre.

Sin embargo, la OPEP podría no revelar cuotas de producción individuales, dijeron las fuentes.

"El recorte de la OPEP+ es vago en detalles y probablemente dará como resultado una reducción menor que la cifra fijada de 1.2 millones de barriles por día", observó Bob McNally, presidente de Rapidan Energy Group, con sede en Estados Unidos.

"Al presidente Trump no le complacerá ver los titulares de hoy, pero la intensidad con la que reacciona depende principalmente de si, como resultado, los precios del crudo suben fuertemente en los próximos días y semanas", agregó.

Washington echó leña al fuego cuando el representante especial de Estados Unidos para Irán, Brian Hook, se reunió con el ministro de Energía saudí, Khalid al-Falih, en Viena esta semana, en un hecho sin precedentes antes de una cumbre de la OPEP.

Arabia Saudita primero negó el encuentro entre Hook y Falih, pero luego lo confirmó.

REUTERS

¿Qué opinas?