Comentó que la próxima semana habrá una reunión para analizar y coordinar cómo brindarle seguridad al Oleoducto Norperuano. | Fuente: RPP

El presidente de la petrolera estatal, Petroperú, Caros Paredes solicitó al Gobierno la intervención del Ejército y de la Policía Nacional del Perú para resguardar el Oleoducto Norperuano que ha sufrido sistemáticamente una serie de sabotajes.

Buscan protección

El titular de Petroperú señaló que es indispensable que las fuerzas del orden intervengan porque se trata de un activo crítico nacional, y que la legislación peruana permite el resguardo del ducto que mide 1,100 kilómetros.

"La presencia de las Fuerzas Armadas y de la Policía  Nacional es disuasiva, y necesitamos eso porque no podemos recibir más impactos de esa naturaleza. Lo que se está destruyendo no solamente es el medio ambiente, sino a una industria importante como la petrolera, puestos de trabajo y necesitamos hacer algo frente a gente que actúa delincuencialmente", sostuvo en RPP Noticias.

Descuido estatal

El presidente de la petrolera aseveró que los ataques sistemáticos al Oleoducto Norperuano, que es un activo de todos los peruanos, refleja bastante la ausencia del Estado en las regiones por las cuales atraviesa el ducto.

"Es un problema de hace algunos años, que se ha ido agudizando y que requiere de una solución tan integral", comentó en Economía y Mercados.

Paredes aclaró que Petroperú no contrata a gente de la comunidad para hacer la remediación de los cortes y sabotajes.

"Hay que ser claros en diferenciar a las comunidades de algunos delincuentes autodenominados líderes comunales. Las comunidades nativas dependen mucho de la calidad del ambiente, del agua, toman agua de los ríos, pescan. Esto se tiene que investigar, la Fiscalía tiene que ser bastante más proactiva, hay varias carpetas penales que están durmiendo. Mi impresión es que esto está liderado por personajes que buscan lucrar y figuración política", sostuvo.

¿Qué opinas?