El presunto agresor que se abalanzó sobre el ídolo adolescente Justin Bieber, a la salida de unos grandes almacenes, era simplemente un policía encubierto que creyó que la vida del joven corría peligro.

Al salir de unos almacenes donde Justin había presentado su nueva fragancia, cientos de fans se agolparon en las puertas del local para ver a su ídolo, provocando un gran alboroto, por lo que un policía encubierto se asustó y temió una avalancha humana sobre la estrella. Así que, en un acto reflejo, saltó la valla y se abalanzó sobre Bieber, para protegerlo.

Al ir camuflado, el equipo de seguridad de Justin trató de detener al policía y se vivieron momentos de mucha tensión y confusión ante la atónita mirada de sus fans, que veían con impotencia que alguien trataba de "agredir" a su ídolo.

Según la web TMZ, todo fue un fallo del equipo de seguridad de Justin, que lo desvió de la ruta, que había sido "cuidadosamente planeada".

El portal confirma que el policía se identificó, pero el guardaespaldas del cantante no lo escuchó, de modo que se le ha abierto un expediente por conducta desordenada.

Finalmente, todo no fue más que un susto, y después de conocerse que había sido un error de sincronización entre el cuerpo de Policía de Nueva York y los guardaespaldas de Justin, el joven volvió a salir para tranquilizar a sus fans.