Facebook Oficial

Un locutor de radio identificado como David Muller, demandó a la cantante Taylor Swift por "arruinar su vida laboral", debido a una falsa acusación.

De acuerdo a los antecedentes, la cantante lo acusó de haberle tocado el derrier, por lo que su emisora Kygo lo despidió.

Según medios internacionales, el incidente ocurrió el 2 de junio de 2013. Como parte de su trabajo, Muller se encontró con Swift en el backstage de una sesión fotográfica. Él y su novia posaron junto a la cantante para una imagen. La intérprete les agradeció y se fue.

Después, un miembro de seguridad del equipo de Swift lo acusó de tocar de manera “inapropiada” a la cantante y se le obligó a abandonar el lugar. A los dos días fue despedido.