Jairo Concha integra la selección sub 20 que participará en enero en el Sudamericano de Chile. | Fuente: FACEBOOK SAN MARTÍN

En tiempos donde prevalece la destrucción del juego por encima de la construcción, no podemos dejar pasar por alto, la sapiencia de un futbolista que casi siempre decide bien, con adorno o sin adorno, con pompa o sin pompa, sin importar si el que sale en la portada es él o un compañero de equipo, ese es Jairo Concha.

Con la cancha tatuada en la cabeza, Jairo Concha fue el protagonista de la jugada más importante del fin de semana, por encima de cualquier huacha, taco o sombrero que no tuvo la misma trascendencia. La acción de la que hablamos tuvo nada más y nada menos que el valor agregado, muchas veces minimizado, de la productividad.

El ‘10’ que juega con la ‘8’ tuvo la rapidez mental de un volante que, con un solo toque, controló y dejó en posición de gol a Correa.

Sin ánimo de generar discordia, se habló mucho más durante el fin de semana de la maniobra de Joazhiño Arroé que hizo pasar de largo a Pablo Lavandeira y que no llevó mayor peligro al arco de Universitario, que, del pase de Jairo Concha, que terminó dentro del arco de Patricio Álvarez. Ambas son inspiración pura, lo de Arroé es para aplaudir, lo de Concha, es además para ponerse de pie.

Jairo Concha la Universidad San Martín pretenden olvidarse del descenso y pelear el Clausura hasta el final. | Fuente: FACEBOOK SAN MARTÍN


¿Qué opinas?