Una alarma contra incendios provocó un gran susto en el Bayern Munich que resultó desalojado de un hotel en Moscú. Sin embargo, tras los momentos de tensión llegaron las risas y la víctima principal fue el holandés Arjen Robben.

El ‘10’ del Bayern abandonó el hotel cubierto con una manta para soportar el frío y las burlas giraron en torno a esa imagen.

Lo han comparado hasta con el retorno de ‘E.T. el extraterrestre’ a casa.