El futbolista francés del FC Barcelona, Eric Abidal, será sometido a un trasplante parcial de hígado este jueves en Barcelona gracias a una donación de un amigo de la infancia.

La intervención quirúrgica es de alto riesgo y Abidal tendrá que ser muy paciente con la recuperación, esperando de dos a tres semanas para conocer si el hígado recibido es compatible.

Los informes médicos dieron a conocer las fases de la operación: en primer lugar está la complicación del trasplante, y posteriormente la regeneración del hígado para saber si hay compatibilidad entre donante y receptor; durante este tiempo Abidal será sometido a un tratamiento a base de corticoides y demás técnicas preventivas.

Es muy complicado que el francés continúe su vida como futbolista ya que recibirá un tratamiento médico tan agresivo, que es incompatible con los sacrificios que realiza un deportista de élite.