AFP

Barcelona buscó por todos los caminos vencer a Getafe, pero el equipo azul se tiró bien atrás salvando el 0-0 y no dejando brillar a Lionel Messi en el estadio Coliseum Alfonso Pérez.

El partido comenzó favorable para la visita que buscó con Lionel Messi y Luis Suárez, ambos ansiosos por anotar y acortar distancias con el puntero Real Madrid.

El conjunto de Cosmin Contra planteó un choque difícil de jugar. No dejó espacios, se atrevió en ataque lo justo y apenas cedió oportunidades a un rival incapaz de generarlas durante casi todos los tramos del encuentro.

Barcelona llegó al Coliseum Alfonso Pérez, una vez más, sin una alineación que se pueda recitar de memoria. Luis Enrique no ha sido capaz de, o no ha podido, alinear dos veces en toda la temporada a los mismos once jugadores. Y, para no variar su tendencia, contra el Getafe volvió a presentar un equipo nunca visto antes.

Parecía que al equipo de Luis Enrique solo iba a salvarlo una jugada a balón parado. Se encomendaron a Messi, desaparecido en combate durante casi todo el partido, y el argentino respondió con dos faltas que golpearon en el palo de la portería de Guaita. Una de ellas, espectacular, dio en la escuadra en un lanzamiento perfecto.

Falto de frescura y agobiado por el dominio sin ocasiones claras del Barcelona, Cosmin Contra dio aire a su equipo con la salida de Pedro León, Diego Castro y Álvaro Vázquez, que no pudieron aportar algo ofensivo en ataque.

Con este marcador, Barcelona llega a 35 puntos y se ubica segundo a cuatro del líder Real Madrid, mientras que Getafe está en la casilla 12 con 16 unidades.