Bastian Schweinsteiger, el jugador más noble del Mundial Brasil 2014

Al alemán se le vio consolando a varios jugadores durante el Mundia, y al final se le dio el título en Brasil 2014.

Bastian Schewinsteiger no solo fue un gran jugador durante los 90 o 120 minutos de juego del Mundial Brasil 2014. El teutón demostró que el fútbol va más allá del juego en sí.

Bastian se animó a abrazar y consolar a varios jugadores, sobre todo a los que se mostraban más tristes después de perder justametne con los alemanes.

El primero en abrazar fue a Cristiano Ronaldo, en la goleada de Alemania por 4-0 sobre Portugal, y el último en abrazar fue a Lionel Messi, tras la final.