Brasil trabaja intensamente para acabar obras para Copa Confederaciones

Un año antes del Mundial se desarrollará, también en Brasil, la Copa Confederaciones, con los mejores países de cada continente.

Las autoridades brasileñas reiteraron este jueves su compromiso de acabar las obras a tiempo en las seis sedes propuestas para la Copa de las Confederaciones de 2013, evento que servirá de prueba para el Mundial de 2014.

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y máximo responsable del Comité Organizador del Mundial, José María Marín, garantizó que los trabajos se concluirán dentro de los plazos.

"Estamos trabajando en un ritmo intenso para garantizar que este festival sea un espectáculo", dijo Marín en una rueda de prensa después de mantener una reunión con dirigentes de la FIFA.

El estadio más atrasado, el de la ciudad de Recife (Pernambuco), será inaugurado en abril de 2013, dos meses antes de la Copa de las Confederaciones, según aseguró Marín, quien dijo tener por escrito una carta del gobernador regional, Eduardo Campos, comprometiéndose a concluir las obras en esa fecha.

La FIFA anunciará las sedes definitivas el próximo 8 de noviembre en un acto en Sao Paulo, según anunció el director de Comunicación de la FIFA, Walter de Gregorio.

Hasta ahora, la FIFA ha confirmado como sedes a Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte y Fortaleza, mientras que Recife y Salvador están a la espera.

EFE