Hincha retrasa eutanasia para ver un último partido del Brujas

Lorenzo Schoonbaert, gravemente enfermo de cáncer, vio un partido del club Brujas 24 horas antes de morir en una clínica por eutanasia.

Lorenzo Schoonbaert tenía 41 años y era un incondicional de su amado club Brujas, uno de los clubes más importantes de Bélgica. Y decimos que "era" porque el hincha murió el pasado lunes cuando se sometió a una eutanasia.

El cáncer que había padecido durante los últimos 20 años, y por el que lo habían operado hasta 37 veces, se había convertido en incurable y decidió ponerle punto final. Sin embargo antes quiso ver por última vez al equipo de sus amores.

Pero al conocer del caso, el club le quiso dar una sorpresa mayor: lo invitó a dar el saque de honor del partido Brujas-Moeskroen junto a su familia. Y así se realizó.

Luego vio desde un palco VIP como el Brujas goleaba a su rival por tres goles a cero y acabó bajando a los vestuarios para reunirse con los futbolistas.

Con lágrimas en los ojos reconoció que su "último sueño se había hecho realidad". "Estoy increíblemente feliz ahora. Este es un recuerdo que mi hija podrá disfrutar toda su vida", asumió.

LA LAMENTABLE NOTICIA LLEGÓ

El lunes por la noche, la familia confirmó a través de su Facebook la muerte de Lorenzo una vez que le administraron una inyección letal.

"Mis pensamientos están con él y con sus allegados esta noche #inspiración", escribió luego en Twitter Mat Ryan, una de las figuras del equipo.