Jugadoras brasileñas piden dinero para participar en Mundial de fútbol sala

Su amor por el deporte que realizan las impulsó a iniciar una campaña que les permita reunir dinero para asistir al Mundial de fútbol sala que se llevará a cabo en Costa Rica.
EFE | Foto Referencial

Varias jugadoras de la selección brasileña de fútbol sala iniciaron este lunes una campaña en internet para recaudar dinero y conseguir costear su participación en el Mundial de Costa Rica, a la que ya había renunciado la Confederación nacional.

Vanessa Pereira, mejor jugadora del mundo en tres ocasiones (2010, 2011 y 2012) divulgó la campaña a través de redes sociales y pidió donaciones para que Brasil pueda defender su título de campeón.

"Desafortunadamente, tuvimos que abrir una cuenta y pedir donaciones para ir al Mundial de Fútbol Sala, en diciembre. ¡Quien pueda ayudar o conozca quien pueda hacerlo, por favor se junte a nosotras! Esto no es nuestra función, pero si no lo hacemos ahora, nos quedaremos fuera", escribió la jugadora en Facebook.

La semana pasada, la Confederación Brasileña de Fútbol Sala (CBFS) anunció que no acudiría al Mundial de Costa Rica por problemas financieros, según un comunicado.

La CBFS recibió una invitación para participar en el Mundial, pero con la condición de que se pagase sus propios pasajes aéreos, los gastos de alimentación de la delegación en San José y todos los costos que implicarían su participación en el torneo.

El presidente de la CBFS, Renan Tavares, afirmó que el organismo decidió no asumir gastos que no pueda costear y reveló que se acaba de pagar a las jugadoras los premios por su victoria en el último Mundial, disputado en 2013 en España.

Esos pagos fueron realizados con el dinero recaudado en un amistoso de la selección masculina jugado recientemente contra Argentina en Brasilia, gracias a que los jugadores renunciaron a su correspondiente gratificación, según el comunicado.

La selección femenina de Brasil ha ganado las cuatro primeras ediciones del Mundial de fútbol sala, que se celebran anualmente desde 2010. 

EFE