Los hinchas llegaron hasta el Wave Stadium, donde el Corinthians realizó su segundo entrenamiento en tierras japonesas de cara a su debut en el Mundial de Clubes.