El futbolista de FC Bocholt (Alemania) se ganó los elogios del mundo. | Fuente: YouTube

El 'juego limpio' no ha muerto señores. La muestra de esto la dio Antonio Muñoz, jugador del Bocholt, de la quinta división alemana, que confesó al árbitro que no había sido trabado en el área y evitó un penal a su favor.

Con el marcador 2-0 a favor del Sportfreunde Baumberg, los jugadores del Bocholt realizaron una gran jugada colectiva que los hizo entrar al área rival. En pleno recorrido Antonio Muñoz cayó y el árbitro no dudó en cobrar el penal.

La defensa rival se echó las manos a la cabeza, sorprendida por el fallo. Pero la ejecución desde los 12 pasos nunca llegó a darse. Muñoz se acercó al árbitro y le confesó que nadie lo había trabado. Los jugadores del Baumberg los aplaudieron y abrazaron luego.

Antonio Muñoz nació en Düsseldorf y tiene 27 años. | Fuente: Bocholt
Partido quedó 3-1 a favor del SF Baumberg. | Fuente: Captura Fupa Niederrhein


Sepa más:
¿Qué opinas?