Diez casas de la zona Y de Huaycán en Ate Vitarte fueron inundadas por las aguas servidas. Según los vecinos de la zona, el atoro de las conexiones de Sedapal produjo que las heces invadan las viviendas.

“Sedapal arregla para una semana nada más su tubería, estamos demasiado afectados, tengo a mis hijos que son menores y están expuestos a diversas enfermedades”, señaló Erika Huamani, dueña de la casa más afectada.

“Lo hemos perdido todo, zapatos, colchones, cuadernos, camas, no es la primera vez que pasa esto y solo me han dicho que van limpiar mi casa, nadie se responsabiliza de los daños”, añadió.

Asimismo, las personas afectadas solicitaron ayuda a las autoridades para poder pasar la noche y recuperar sus cosas.

Hasta el lugar llegó, el representante de Sedapal, John Oropeza, quien explicó las causas de la inundación.

“Se han robado la tapa de uno de los buzones, la reemplazamos con una de concreto pero la han movido y sujetos inescrupulosos han tirado piedras lo que ha producido el estancamiento de la conexión”, aseguró.

Además, el funcionario pidió ayuda a la municipalidad para poder prevenir el hurto de las tapas de los buzones, que según manifestó ocurren con frecuencia en el distrito.