Ataque contra una mezquita chií en Yemén deja al menos tres muertos

El ataque, perpetrado por el coche bomba, fue reivindicado por el Estado Islámico.
EFE

Al menos tres personas murieron hoy y otras seis resultaron heridas por la explosión de un coche bomba cerca de una mezquita ismailí (chií) en la capital de Yemen, Saná, cuya autoría fue reivindicada por la filial del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en este país.

En un comunicado difundido a través de Twitter, el EI aseguró que el atentado fue perpetrado con un coche bomba aparcado junto a un templo de los ismailíes en "venganza" por el apoyo de estos a los rebeldes chiíes hutíes, que controlan actualmente la capital yemení.

Según la agencia estatal de noticias Saba, la mayoría de las víctimas son miembros de la comunidad Al Bohra, que pertenece a los ismailíes, una de las corrientes del islam chií.

El coche bomba estaba aparcado junto a la mezquita "Al Faid al Hatimi", situada en un complejo religioso dedicado a esa comunidad religiosa, en el que también hay un centro cultural y una escuela religiosa.

El complejo se encuentra en un suburbio en el este de Saná, donde la mayoría de la población pertenece a los Bohra.

Una fuente de seguridad dijo que una de las víctimas mortales es un guardia del complejo religioso, que antes de la explosión había denunciado la presencia de un vehículo sospechoso.

El EI en el Yemen ha llevado a cabo en los pasados meses ataques contra civiles chiíes y también contra objetivos de los rebeldes.

La filial yemení del EI reivindicó el mayor atentado el pasado mes de marzo, cuando varios suicidas detonaron sus cargas explosivas en diferentes mezquitas de la ciudad, matando a más de 130 personas. 

EFE