Barack Obama no ha tomado decisiones sobre acción militar en Siria

´El presidente (Barack Obama) no ha tomado la decisión de llevar a cabo ningún tipo de acción militar en Siria´, aseguró el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.
AFP

El presidente de EE.UU., Barack Obama, no ha tomado por ahora la decisión de llevar a cabo ninguna acción militar en Siria para combatir al grupo yihadista Estado Islámico (EI), indicó el lunes la Casa Blanca, que no precisó si el Pentágono ya ha proporcionado opciones militares al mandatario.

"El presidente no ha tomado la decisión de llevar a cabo ningún tipo de acción militar en Siria", aseguró el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.

Funcionarios estadounidenses citados la semana pasada por el diario The Washington Post no descartaron la posibilidad de que Estados Unidos amplíe los bombardeos selectivos que inició en Irak a comienzos de este mes hasta Siria, donde el EI combate al régimen de Bachar Al Asad.

Obama se reúne esta tarde con el secretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel, y está previsto que ambos conversen sobre los ataques aéreos que Estados Unidos continúa desplegando sobre posiciones yihadistas en Irak, señaló Earnest.

No obstante, el portavoz dijo no poder precisar si Hagel ya ha presentado a Obama una serie de opciones militares para actuar en Siria, ni habló sobre la posibilidad de que su decisión necesite la aprobación del Congreso.

"No voy a especular sobre el tipo de aprobación del Congreso que podría requerirse o solicitarse para una acción militar en Siria que no se ha decidido por ahora", señaló Earnest.

Earnest tampoco hizo comentarios sobre las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, de que permitirá a Estados Unidos atacar al EI en su territorio, siempre y cuando sea "en coordinación previa" con las autoridades de Damasco.

Sin embargo, preguntado por si bombardear al EI en territorio sirio podría beneficiar al Gobierno sirio en la guerra civil que vive ese país, Earnest señaló: "No estamos interesados en ayudar al régimen de Al Asad".

La decapitación del periodista estadounidense James Foley, secuestrado y asesinado por el EI, según mostró un vídeo difundido la semana pasada, ha aumentado la presión sobre el Gobierno de Obama para combatir al grupo yihadista también en Siria, un territorio donde hasta ahora se ha mostrado reticente a intervenir.

EFE