Cepal pide mayor presencia femenina en la toma de decisiones

El organismo señala que la autonomía de las mujeres es un factor fundamental para garantizar el ejercicio de sus derechos humanos en un contexto de plena igualdad.
EFE

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este sábado, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, llamó a "construir un modelo de desarrollo que esté basado en la igualdad entre hombres y mujeres y en la erradicación de toda forma de discriminación".

Bárcena se refirió así al proceso liderado por la Organización de las Naciones Unidas, donde la comunidad internacional busca establecer una nueva agenda de desarrollo sostenible que suceda a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) acordados por los países en 2000 con el compromiso de cumplirlos en 2015.

"Las mujeres no pueden estar ausentes de la toma de decisiones durante la definición de la agenda de desarrollo después de 2015", subrayó.

"En todos los espacios de debate de la agenda post-2015 se debe promover la participación paritaria de las mujeres, lo cual es un desafío importante para América Latina y el Caribe", señaló.

La máxima representante de este organismo regional de las Naciones Unidas indicó que "la agenda de desarrollo post-2015 no puede limitarse a la reducción de la pobreza, sino que debe verse como un proceso integral, que abarque tanto el ámbito productivo como el reproductivo".

Esto implica, según la CEPAL, cambiar los actuales patrones de producción y consumo, insostenibles ambientalmente, y asumir colectivamente cuestiones como el trabajo no remunerado y la economía del cuidado que hoy recaen mayoritariamente sobre las mujeres, afectando su desarrollo.

Ese organismo con sede en Chile refirió que la autonomía de las mujeres es un factor fundamental para garantizar el ejercicio de sus derechos humanos en un contexto de plena igualdad, destacando tres pilares principales: la autonomía física (control sobre su cuerpo); la autonomía económica (capacidad de generar ingresos y recursos propios); y la plena participación en la toma de decisiones que afectan su vida y su colectividad.

"Las mujeres deben apropiarse de la agenda de desarrollo post-2015 en todas sus dimensiones", enfatizó Alicia Bárcena.