Daniel Urresti: El 90 % de las víctimas de sicarios son delincuentes

El titular del Mininter señaló que las organizaciones delictivas utilizan esta modalidad de asesinato por encargo para acabar con sus rivales y tener el control de negocios ilícitos y territorios.
Mininter

El combate que libran las autoridades contra el sicariato responde a un enfoque multisectorial, en el que la Policía cumple un rol de desarticulación de las bandas criminales, dado que el 90 por ciento de casos responde a ajustes de cuentas entre ellas, sostuvo este  el ministro del Interior, Daniel Urresti.

El funcionario señaló que las organizaciones delictivas utilizan esta modalidad de asesinato por encargo para acabar con sus rivales y tener el control de negocios ilícitos y territorios.

"El sicariato es un fenómeno en el cual el 90 por ciento de las víctimas son delincuentes. Los sicarios son empleados o son parte de las bandas que para imponerse unas a otras recurren a este tipo de asesinato en el que encargan a alguien que mata al rival", expresó.

El titular del Interior indicó que junto con la labor que cumple la PNP a través de sus unidades especializadas, se coordina, por ejemplo, con el Ministerio de Trabajo para identificar y retirar de los sindicatos -sobre todo del sector de construcción civil- a delincuentes dedicados al sicariato y la extorsión que se infiltran como agremiados.

También se suman esfuerzos con el Ministerio Público y el Poder Judicial. Al primero se le alcanzan las evidencias encontradas en investigaciones rigurosas, y se espera que el segundo juzgue con todo el peso de la ley a los responsables de crímenes.

Recordó que a la par con el crecimiento de las inversiones en el sector construcción en los últimos años, la delincuencia dirigió su accionar hacia las obras y las bandas se disputan el control de territorios para extorsionar a los empresarios. En esta pugna por prevalecer se enfrentan entre ellas y se traman crímenes por encargo para acabar con los rivales.

"Para acabar con sicariato hay que acabar con las bandas criminales. Existe un trabajo serio y profesional con diferentes organismos y por eso una de las medidas es sacar de los registros a los delincuentes que se ocultan como sindicalistas", manifestó.

CRIMEN EN BARRANCO

En ese sentido, ratificó que el asesinato con arma de fuego de un sujeto que iba a ingresar a un restaurante en Barranco, ocurrido en la víspera, tiene todas las características de un ajuste de cuentas, dado que la víctima contaba con al menos dos identidades y registraba antecedentes policiales.

Refirió que la víctima respondía a los nombres de Juan Alberto Sánchez Navarro y Juan Eulogio Gomero Flores, y registraba antecedentes por homicidio, en 1994, y por robo agravado en 2003.

Urresti Elera dijo que la captura de los presuntos asesinos, quienes huyeron en una moto lineal grande de color rojo y portaban casco de motociclista, se produjo en el marco del plan "Cerco", en el que intervinieron de inmediato patrullas alertadas una vez que ocurrió el homicidio.

Agregó que si bien eran tres los sospechosos del crimen que viajaban en la moto -que registraba requisitorias por robo y asalto-, solo fueron detenidos dos porque el otro se arrojó del vehículo en marcha y logró huir.

Dijo también que la acompañante de la víctima reconoció a uno de los detenidos por la vestimenta y el casco que portaba, pero no por identificar su rostro, como informaron algunos medios de comunicación.

"Este caso está ahora en manos del Ministerio Público, que ha iniciado la investigación respectiva", manifestó.

Al referirse a otros dos asesinatos ocurridos en Ventanilla y Trujillo, el titular del Interior anotó que son similares al caso de Barranco y estarían relacionados con el cobro de cupos en construcción civil.

"Estos casos tienen todas las características de un ajuste de cuentas. En Trujillo ocurre que hay dos bandas. La del delincuente apodado "oso" y la integrada por ex compinches del "cojo mame". Ambas están tratando de lograr el control del territorio. En setiembre hubo un atentado contra "oso", quien resultó herido, pero ayer en Paiján los sicarios alcanzaron a victimarlo. La Policía inició una persecución contra los autores del homicidio y en el intercambio de disparos resultaron muertos tres criminales", refirió.

El ministro Urresti Elera ofreció estos alcances tras encabezar la ceremonia de ascenso a cuatro suboficiales de la Policía Nacional por su participación en la lucha contra la delincuencia a nivel nacional.

ANDINA