Denunciarán a municipios que arrojen basura a botadero clausurado

La Municipalidad de Lima realizó una inspección y comprobó el funcionamiento del botadero clandestino, ubicado en el kilómetro 45.5 de la Panamericana Norte en el distrito de Ancón.

El presidente de la Asociación Protectora del Medio Ambiente de Ancón (APMADA) Cesar Rivero Ortiz, anunció que su institución denunciará penalmente a los alcaldes de los municipios que sigan enviando sus camiones compactadores de basura para depositar sus residuos sólidos en el clausurado botadero clandestino ubicado en este distrito de nuestra capital.

El dirigente informó que la situación se complica para algunos municipios del cono norte debido a que ya existe una denuncia certificada por la delegación policial de Ancón que comprueba que camiones de las comunas de Comas y otras fueron sorprendidos violando la clausura del ilegal  relleno dispuesto por la  municipalidad limeña.

La decisión adoptada por instituciones representativas del distrito de Ancón se sustenta en la determinación adoptada por la Municipalidad de Lima que luego de efectuar una visita de inspección, en presencia de la Policía, Ministerio Público, funcionarios de la Gerencia de Fiscalización y Control del Municipio capitalino, colocó nuevamente los carteles que decretan la clausura definitiva del ilegal  botadero.

Cabe señalar que cuando fue clausurado por la municipalidad de Lima se le impuso una multa de dos UIT y por ser reincidente la sanción seria más drástica.

Como es de conocimiento la Comisión de Fiscalización y Orden de la Municipalidad Metropolitana de Lima realizó una inspección y comprobó el funcionamiento del botadero clandestino, ubicado en el kilómetro 45.5 de la Panamericana Norte en el distrito de Ancón, administrado por la empresa CASREN EIRL, pese a que fue clausurado hace ocho días.

En un operativo conjunto a cargo de la Municipalidad de Lima, Policía Nacional y representantes del Ministerio Público, comprobaron que la empresa CASREN EIRL desacata la autoridad y la ley al retirar  los carteles de clausura del Relleno Sanitario Clandestino, además comprobaron nuevamente que varios camiones de limpieza pública del Municipio de Comas se dirigían a depositar sus residuos sólidos a este foco contaminante.

El botadero ubicado en el distrito de Ancón es administrado por la empresa CASREN EIRL de propiedad de César Navarro López Torres. Según la autoridad municipal dicha empresa funcionaba sin cumplir lo dispuesto en la Ley General de Residuos Sólidos No.27314. Asimismo transgredió la Ordenanza Municipal No.295 que regula el manejo de los residuos sólidos.

Se debe señalar que regidores de la Municipalidad de Lima demandaron en el mes de junio que DIGESA se pronuncie en relación al funcionamiento de este botadero, lo que obligó a esta entidad del Ministerio de Salud emitir un informe por el cual determina  la clausura definitiva de este “relleno sanitario”.

Según el informe técnico de DIGESA, la empresa CASREN EIRL no contaba con la aprobación del estudio de impacto ambiental ni con la opinión técnica favorable del Proyecto de Infraestructura de Residuos Sólidos en el área que venía operando.

De otro lado, se conoció que César Navarro López Torres, propietario del ilegal relleno  tampoco contaba con licencia de funcionamiento y que venía operando sobre 12 hectáreas de terreno declarado por la Presidencia de la República como Parque Ecológico Nacional, a cargo del Ministerio del Ambiente y en custodia del Ejército Peruano como lo establecen informes técnicos de DIGESA corroborados con pericias de ingeniería forense.

A pesar que nunca pagaron por su funcionamiento, este relleno fue clausurado en tres oportunidades por el Municipio de Ancón, sin embargo en abierto desacató a la autoridad como en esta oportunidad continúo operando.

Finalmente vecinos del distrito de Ancón que presenciaban la intervención municipal saludaron la decisión adoptada por la Alcaldesa Susana Villarán, que de esta manera imponía el orden y la ley.

Sepa más: